Casa Díaz Massou, Fachada (Murcia)

Fachada principal de la Casa Díaz Massou, Murcia.

Situada en la Calle Santa Teresa de la capital, se trata de una de las obras más significativas del modernismo en la ciudad de Murcia.

Es obra del arquitecto José Antonio Rodríguez (1868-1938), hecha por encargo del escritor y erudito murcianista Pedro Díaz Cassou (1843-1902).

La historia de la construcción de esta casa suscitó una larga polémica por parte de los dueños en contra del Ayuntamiento durante su periodo constructivo (desde junio de 1900 hasta 1906).

Finalmente se solucionó con un acta de convenio firmada por ambas partes, en junio de 1906. Actualmente, y después de la última restauración, la Casa ha sido cedida temporalmente para la realización de exposiciones y actos culturales al Gobierno de la Región de Murcia.

Iglesia Parroquial de San Cristóbal

Iglesia Parroquial de San Cristóbal. Escalera principal.

Iglesia Parroquial de San Cristóbal. Boadilla del Monte. Madrid. España.

Se encuentra situada en una elevación del terreno del casco histórico de Boadilla del Monte. Su núcleo arquitectónico data del siglo XIII y presenta tres naves, con clara influencia mudéjar, separadas por arcos sobre pilares y techumbre de madera y cabecera con ábside semicircular. Destaca su campanario de base maciza, lo que tal vesz permite pensar en la reutilización de una atalaya.

Durante la Guerra civil el edificio sufrió una destrucción parcial, por lo que, en 1944, se construyó la torre, la cubierta, las dos sacristías y la capilla del Siglo XVII.

Tomado de la información turística del propio edificio.

Jardines de Sabatini

Jardines de Sabatini, al atardecer:

Estos jardines fueron construidos en los años 30 del siglo XX tras la proclamación de la Segunda República, en el lugar que ocupaban las caballerizas construidas por el arquitecto italiano Francesco Sabatini junto al Palacio Real. 

El Gobierno de la República ordenó la incautación de diferentes bienes del Patrimonio Real, entre ellos este, cediéndolo al Ayuntamiento de Madrid para poder levantar un parque público. El proyecto fue adjudicado al arquitecto zaragozano Fernando García Mercadal tras resultar ganador en el concurso convocado. En 1972 se reformaron los jardines, construyéndose las escaleras monumentales.

Patio principal (Palacio Papal de Aviñón): Vista 1

El Papa Clemente VI, desde el inicio de su potificado, en 1342, hizo destruir las casas y edificios situados cerca del palacio viejo. Estas construcciones delimitaban la plaza de las Cancelas y es en ese lugar donde fue establecido el “Patio de honor”. En el siglo XIV, era el sitio de paso, de encuentro y de espera donde estaban todos los que eran admitidos al Palacio. 

Este Patio Principal es donde tiene lugar, desde 1947, el Festival de Teatro de Aviñón, en el que se ha representado por ejemplo, Ricardo III de Shakespeare.

Anteriores posts sobre el Palacio de Aviñón:

La Virgen de la Aldea, de Marc Chagall

La Virgen de la Aldea, Marc Chagall. Exposición Adoraciones. Museo Thyssen-Bornemisza.

María con el Niño en brazos, vestida con un largo vestido de novia y un largo velo blanco, se eleva en el cielo dejando a sus pies un paisaje urbano. Junto al motivo principal, se representan una serie de ángeles cuya iconografía bebe de la tradición cristiana, como la pareja de cantores, el que porta la trompeta o el que lleva flores, en el borde superior izquierdo. Más alejado, a la izquierda también, otro tiene los brazos cruzados sobre el pecho, en señal de respeto. Forman parte también del cortejo celestial una vaca con un violín y una figura masculina que besa la frente de María cuya particular simbología es característica del pintor“.

Los cazadores de águilas de Jules Coutan

Los cazadores de Aguilas, 1893-1900, alto relieve en escayola, París, Museo de Orsay. Yeso. El bronce ejecutado en 1900-1901 se encuentra en el Museo Nacional de Historia Natural, galería de antropología (fachada a la calle), encargada por el Estado en 1893 bajo el título de Las Razas humanas. La escayola permaneció en depósito de la Escuela nacional superior de artes e Industrias textiles de Roubaix entre 1903 y 1986.

 Versión en bronce del museo de Historia natural. París.

Catedral de la Almudena, víspera de la Patrona de Madrid

La Catedral de la Almudena, ayer por la noche, iluminada para la ofrenda floral. 

La Catedral de Nuestra Señora la Real de la Almudena. Comenzó a gestarse el 22 de diciembre de 1868 (si bien anteriormente habían protagonizado diversos intentos la Reina Isabel de Borbón en el año 1623 y en 1669 la Reina Maria Ana de Austria) cuando la Congregación de Esclavos de la Virgen de la Almudena solicitó al Arzobispo de Toledo permiso para construir otra iglesia dedicada a la Virgen, petición que apoyaría la Reina Da. Mª de las Mercedes, esposa de Alfonso XII. Diez años más tarde don Francisco de Cubas, más tarde Marqués de Cubas, recibió el encargo de preparar el proyecto para la construcción de una importante iglesia Parroquial que más tarde albergaría el cuerpo de la reina Mª de la Mercedes. El 4 de abril de 1883, S. M. el Rey Don Alfonso XII colocó la primera piedra de la futura iglesia.

Anteriores posts sobre la Catedral de la Almudena: 

L’Age Mûr, de Camille Claudel

8657D3CD-D118-43EF-AF6D-3A88A183C5FD

La Edad Madura. Camille Claudel. Museo de Orsay. París.

Después de la ruptura entre Camille Claudel y Rodin, este último intenta ayudarla mediante una persona interpuesta y obtiene del director de las Bellas Artes un encargo del Estado. La Edad Madura fue encargada en 1895, pero el bronce no fue nunca pedido ni la escayola fue entregada por Camille Claudel. Es el Capitán Tissier el que encarga el primer bronce sobre la pieza en 1902.
El grupo representa la duda de Rodin entre su antigua amante, que le recuperó al final, y Camille, que, para retenerle, se arrodilla con el cuerpo hacia adelante. Aparte de su historia personal, Camille realiza una historia simbólica, que entraña una meditación sobre las relaciones humanas. Ella misma se retrata bajo los rasgos de un personaje que ella misma denomina La Implorante, marcando así la tragedia que tenía marcada en su destino.
El hombre al final de su madurez, es vertiginosamente apresado por la edad, mientras que tiende una mano inútil hacia la juventud. las figuras desnudas están rodeadas de ropajes que vuelan y que acentúan la rapidez de la marcha.
Paul Claudel hablaba así de la obra: “Mi hermana Camille, la Implotante, humillada de rodillas, maravillosa, orgullosa, y ¿sabes que lo que se hace más duro? Que, ante tus ojos, se muestra su alma”.

Traducción hecha por mí.

Catedral de la Almudena, fachada norte

Se diferencia de otras catedrales en que su mira es norte-sur, no este-oeste, circunstancia que vino determinada por su ubicación como parte integrante del complejo del Palacio Real, desde el primer proyecto realizado por el Marqués de Cubas en el último tercio del siglo XIX.

La fachada principal, hacia la plaza de la Armería, es la situada a los pies del templo, y mira hacia la cara sur del Palacio Real. Se compone de un gran pórtico de columnata doble, siendo el piso inferior de inspiración toscana y el superior jónico. Este conjunto, de aire neoclásico, fue rematado después de la consagración de la catedral por una hornacina barroca, cobijando una imagen de la Virgen de la Almudena. Se colocaron también cuatro estatuas, obra del escultor Ramón Chaparro, que representan a cuatro santos españoles: san Isidro Labrador, santa María de la Cabeza, santa Teresa de Jesús y san Fernando, realizadas en piedra blanca de Colmenar Viejo.  

En el balcón, una vidriera de diez metros cuadrados que representa a la Virgen de Lis. Y cuatro estatuas que representan a los cuatro evangelistas, del escultor José Luis Parés. 

Hay dos grandes escudos, ejecutados también por el escultor Parés. Ubicados en la parte inferior, están realizados en piedra: representan las armas plenas de la Casa Real Española y el escudo del papa que consagró la catedral, Juan Pablo II.