Palacio de los Abencerrajes (Alhambra de Granada) / Abencerrajes’ Palace (Alhambra, Granada)

Palacio de los Abencerrajes. Alhambra de Granada. Vista General.

Dentro del complejo de la Alhambra se encuentran los restos de lo que fue el Palacio de los Abencerrajes, castellanización del apellido de la familia de los Banu Sarray, familia noble del reino nazarí que ordenó su construcción. Su situación, en la parte externa de la Alhambra, a la altura de la Torre de los Abencerrajes indica el poder de que gozó esta familia, de origen magrebí, en el reino nazarí. Su historia es famosa por la llamada “maldición” que persiguió a Muley Hacén (padre de Boabdil) y su cómplice y hermano, apodado “El Zagal”, responsables de la tortura y muerte de los principales miembros de la familia, precisamente en la Sala de la Alhambra que lleva su nombre.

Continuar leyendo “Palacio de los Abencerrajes (Alhambra de Granada) / Abencerrajes’ Palace (Alhambra, Granada)”

Piedad (Museu Frederic Marès)

Piedad. Siglo XV.

Piedad, talla policromada, siglo XV. Museu Frederic Marés, Barcelona. Exposición Los pilares de Europa, Caixaforum, Madrid. España.

No se sabe ni quién es su autor ni tampoco su origen.

Piedad, detalle.

Durante la Edad Media, se hizo hincapié en la humanidad y sufrimiento de Cristo, siendo precisamente la Piedad una de las imágenes que más capta ambas. En este caso, la verticalidad de la Virgen contrasta con el Cristo muerto, extendido en toda su amplitud y con las piernas extendidas en un incómodo ángulo.

Piedad, detalle.

Aquí podéis ver la ficha de la obra (página oficial del Museo).

(ENG)

We don’t know who is the author of this piece.

During the Middle Ages , artists insisted in both humanity and suffering of Christ, being the Pietà one scene that captures both. In this case, the Virgin’s verticality contrasts with the dead Christ, who is represented stretched and with the legs extended in a difficult angle.

Arquilla Amatoria (siglo XIV)

Arquilla Amatoria (MNAC)

Arquilla Amatoria (1400-1500). Madera, doradura, latón. Museu Nacional d’Art de Catalunya, Barcelona, España. Parte de la Exposición de “Los Pilares de Europa”, Caixaforum, Madrid, España.

Explicación de la propia exposición:

Los cofres que mostraban escenas románticas se producían con una gran variedad de materiales. Los de esta clase, decorados con figuras en relieve moldeadas en estuco, son típicos de Cataluña. Han sobrevivido bastantes de ellos y muestran escenas que eran populares en toda la Europa cristiana, tales como justas, parejas en pleno cortejo o animales míticos. En la tapa de esta pieza se puede ver a dos caballeros luchando, así como a sus caballos, decorados con motivos realizados con un punzón.

Esta obra no se encuentra normalmente expuesta al público, según señala su ficha en el MNAC.

Pedro I el Cruel o el Justo (detalle)

Pedro I de Castilla, llamado “El Cruel” o “El Justo”. Escultura. Detalle de la cabeza. Museo Arqueológico Nacional. Madrid. España.

De la página del Museo:

Es presumible que la actual estatua orante, excesivamente envarada, sea una remodelación posterior, que afectó también a la cabeza, obra de unos dos siglos mas tarde. De responder a la forma original, sería una de las primeras estatuas orantes de la escultura gótica española, algo anterior a la de Lope de Barrientos, que consta realizada en 1454. La posible remodelación debió de afectar también al atavío militar de la estatua, muy disimétrico entre los brazales. Aunque la obra ha venido siendo encuadrada dentro del estilo hispanoflamenco y relacionada con la escuela de Gil de Siloé, parece más plausible la hipótesis de V. Carderera que la data en torno a 1446, lo cual va de acuerdo con las referencias documentales. T. Pérez Higuera relaciona el estilo de gruesos y redondeados pliegues de fuerte caida con el Maestro de don Álvaro de Luna, formado en la escuela franco-borgoñona y autor del sepulcro de don Sancho de Rojas, de varios miembros de la familia Luna y dos en Sigüenza.

Virgen y Ángel de una Anunciación (Siglo XIV)

Virgen y Ángel de la Anunciación. Siglo XIV. Museo de Bellas Artes. Lyon.

Estos personajes, de tamaño natural, parecen comunicarse más allá de las palabras. El ángel Gabriel, con la mano izquierda en el corazón, lleva una larga túnica y una capa con pliegues ondulantes, un chal y una diadema en la cabeza. La flexión hacia delante, la expresión reservada y el gracioso movimiento de la mano derecha revela una actitud diferente: “te saludo María”.

Por su parte, la Virgen tiene un gesto de sorpresa. Ha sido escogida por Dios para ser la madre de Jesús. Su cuerpo alargado adopta una postura graciosa de una torsión aún gótica. El brazo izquierdo hoy mutilado debía sin duda tener un libro: a la llegada del ángel, ella interrumpe su lectura y escucha, atenta.

El Ángel Gabriel

La expresión reflexiva de los personajes y la belleza de los rostros revelan a un gran maestro. El autor podría ser Francesco di Valdambrino, activo en Siena a principios del Siglo XV, y las estatuas procederían de la Iglesia de Santa Catalina de Pisa.

Bajo la influencia de los Misterios, que se colocaban en los atrios de las iglesias en la Edad Media, numerosos grupos como este, en los que se representa la Anunciación, se podían admirar en las iglesias de la Toscana italiana. Es, sin embargo, difícil de saber hoy cuál era su situación original (¿en una columna, en hornacinas?) y su función precisa. Los brazos articulados de la Virgen hacen pensar que estaba vestida con telas y llevaba joyas, por lo que podrían servir para escenas de teatro o llevarse en procesión.

Casa-Palacio de los Chaves Sotomayor (Trujillo)

“Estas casas, las primeras que han llegado a nosotros con una articulación de soportales en fachada y un patio de resonancias gótico-germanas desarrollado en sus cuatro lados, fueron levantadas hacia 1486, año en que su propietario, Luis de Chaves, solicitaba permiso del Concejo para “alargar” sus casas de la plaza. Tarea de la que se encargaba el cantero Johan o Juan Méndez, el mismo que ampliaba las Carnicerías de la ciudad en 1504. El edificio fue levantado sobre un solar que pertenecía al Mayorazgo de doña María de Sotomayor, esposa de don Luis de Chaves “el Viejo”, e hija del célebre Maestre de la Orden de Alcántara, don Gutierre de Sotomayor.  
Su fachada corredor, formada de arcos ojivales que apoyan sobre gruesos pilares achaflanados y ornamentados con motivos vegetales, se añade así a una estructura torreada anterior. En este momento se construye también la planta baja del patio interior, cerrada con arcos segmento, y hacia 1550 se añade una segunda planta, cerrada por arcos escarzanos enjarjados que apoyan sobre capiteles itálicos renacentistas”.

Monasterio de San Francisco el Real de la Coria

Monasterio de San Francisco el Real de la Coria, Trujillo (Cáceres):

Situado en el costado septentrional de la alcazaba, junto a la puerta de la Coria, una de las siete que facilitaban el acceso al recinto amurallado, el convento de freiras de San Francisco el Real fue fundado en la segunda mitad del siglo XV, perteneciendo su iglesia -un templo ad aulam de hechura gótica- a la primera década del siglo XVI. El claustro fue levantado avanzada la segunda mitad del siglo XVI, si bien en sus arcos segmento enjarjados y capiteles itálicos puede todavía adivinarse el influjo que en estas primeras arquitecturas claustrales castellano-extremeñas tuvieron el último gótico alemán y los iniciales repertorios decorativos italianos del Renacimiento. 

En este convento profesaban las élites de la nobleza local, lo que le convirtió en uno de los más prósperos y florecientes de Trujillo. 

En 1970 fue adquirido por D. Xavier de Salas Bosch, que lo rehabilitó para establecer la sede de la fundación (1981) que lleva su nombre. Institución que dará continuidad hasta nuestros días la labor de promoción y defensa del patrimonio, las artes y la cultura trujillana e hispanoamericana iniciada años antes por la Asociación de Amigos de Trujillo.

Ciudad Monumental. Trujillo.

Fachada del Palacio de Santa Cruz, Valladolid

Palacio de Santa Cruz (Valladolid) es la primera muestra de arte renancentista en España. Antigua sede del Colegio de Santa Cruz, en la actualidad, el palacio es la sede del rectorado de la Universidad de Valladolid, del Museo de la Universidad de Valladolid (MUVa) y del Museo de Arte Africano Arellano Alonso, cuyas colecciones de arte africano fueron donadas también a la Universidad de Valladolid.
La fachada principal está apoyada en contrafuertes en los que es visible el cambio de estilo que se operó en la construcción apenas iniciada; sus tracerías góticas se sustituyeron por pilastras renacentistas. La portada, en arco de medio punto, se decoró con finos grutescos, observándose también grifos, delfines y temas botánicos. La Cruz de Jerusalen, emblema del Colegio, figura en las enjutas, mientras que sobre el entablamento se colocó un relieve, aún gótico, en el que aparece arrodillado el cardenal Mendoza ante la presencia de Santa Elena de Constantinopla, descubridora de la Santa Cruz. El fondo de todo el paño que ocupa la portada se encuentra tapizado por almohadillado de superficie retallada. El ímpetu ascendente de los contrafuertes se contuvo mediante una gran cornisa, decorada con motivos clásicos y rematada con balaustrada y pináculos, que confiere al edificio un carácter civil y una horizontalidad netamente renacentista.

El acueducto de Segovia, parte principal (detalle)

El acueducto de Segovia, arcos centrales. Segovia, España. En el centro, hornacina en la que desde los Reyes Católicos, se incorporó una imagen de la Virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia.

El acueducto de Segovia es un acueducto romano situado en la ciudad española de Segovia. Su construcción data de principios del siglo II d. C., a finales del reinado del emperador Trajano o principios del de Adriano. La parte más visible, y por lo tanto famosa, es la arquería que cruza la plaza del Azoguejo, en la ciudad 

(…) 

Está construido con sillares de granito asentados sin argamasa entre ellos. Sobre los tres arcos de mayor altura había en la época romana una cartela con letras de bronce donde constaba la fecha y el constructor. También en lo alto pueden verse dos nichos, uno a cada lado del acueducto. Se sabe que en uno de ellos estuvo la imagen de Hércules Egipcio, que según la leyenda fue el fundador de la ciudad. En tiempos de los Reyes Católicos se colocaron en esos dos nichos la imagen de la Virgen de la Fuencisla (patrona de la ciudad) y san Sebastián. Sin embargo, hoy en día tan sólo se puede apreciar la primera talla. 

El 4 de diciembre, onomástica de santa Bárbara, patrona del cuerpo de Artillería, cuya academia está en Segovia, los cadetes arropan la imagen de la Virgen con una bandera. 

La línea de arcos se levanta organizada en dos pisos, con una decoración simple en la que predominan unas sencillas molduras, que enmarcan y estructuran el edificio. Vista aérea del acueducto de Segovia. En la época de los Reyes Católicos se realizó la primera gran obra de reconstrucción del acueducto. Se encargó de las obras el prior del monasterio cercano de los Jerónimos del Parral, llamado Pedro Mesa. Se reedificaron 36 arcos, con mucho respeto hacia la obra original. Más tarde, en el siglo XVI, fue cuando se pusieron en los nichos centrales las estatuas antes mencionadas de la Fuencisla y san Esteban. 

El acueducto es el hito arquitectónico más importante de la ciudad. Se ha mantenido en activo a través de los siglos y quizás por eso haya llegado al tiempo presente en perfecto estado. Hasta casi nuestros días proveía de agua a la ciudad de Segovia, y más concretamente al Alcázar. En los últimos años ha sufrido un patente deterioro causado principalmente por la contaminación medioambiental y a los propios procesos de erosión del granito. El tráfico rodado de vehículos cerca del acueducto (que incluso llegó a circular entre las arcadas del acueducto hasta 1992) y la realización de conciertos y actividades musicales de gran volumen a sus pies también son hechos que perjudican el monumento. 

Para garantizar su supervivencia, se ha procedido a un minucioso proceso de restauración que ha durado casi ocho años, bajo la dirección del arquitecto Francisco Jurado. 

Con todo, sigue expuesto a la contaminación, ya que se sigue circulando a escasos metros de él.

El Doncel de Sigüenza (panorámica general)

El Doncel de Sigüenza, sepulcro de Martín Vázquez de Arce. Catedral de Sigüenza. Guadalajara. España.

El sepulcro, colocado sobre tres leones, está bajo una hornacina en arco de medio punto, con la estatua del Doncel en alabastro. Lo que más resalta es que no es una figura yacente, dormida, sino que se encuentra recostado, con una pierna sobre la otra y apoya el brazo medio incorporado, en actitud de leer un libro que sostiene abierto en sus manos. La iconografía habitual durante la Edad Media reserva los libros a personajes eclesiásticos, por lo que su uso en este caso puede considerarse una innovación, relacionada con el aumento de la literatura profana desde la crisis bajomedieval y la invención de la imprenta (presente en España desde 1472, con el Sinodal de Aguilafuente), aunque la difusión de la lectura que trajeron los libros de caballerías es posterior.

Su padre fue secretario personal de la familia de Mendoza, residiendo en la ciudad de Guadalajara, donde Martín se convirtió en paje del primer Duque del Infantado. Tuvo una hija, de nombre Ana. 

Anteriores posts sobre el Doncel:
El Doncel de Sigüenza: detalle del rostro.
El Doncel de Sigüenza: detalle del rostro (II).

Rollo de Justicia de Trujillo

Rollo Jurisdiccional de Trujillo. Cáceres. España.

Se trata del rollo jurisdiccional más grande de Extremadura, de estilo gótico tardío. En su cara sur tiene el escudo de los Reyes Católicos, como muestra la foto de arriba. Lo corona una crestería de estética tardogótica con una cruz, como se aprecia tanto en la foto de arriba como en la de abajo.

Al principio se encontraba situado en la Plaza Mayor. Hoy se sitúa en la Plaza del Campillo.

Castillo de Catalañazor, Soria

El Castillo de Catalañazor en Soria, se remonta al siglo XIV o XV,  en la torre del homenaje se distingan algunas piedras aparejadas al modo árabe que hablan de un origen anterior.  El castillo-palacio fue solar de los Padilla y en él nacieron varios de sus destacados miembros.
La torre del homenaje fue objeto de una somera restauración relativamente reciente; es el único elemento que presenta algún detalle de interés, como la sillería de sus esquinas o la ventana gótica que se abre en uno de sus paramentos. Los lienzos de esta torre, como todo lo demás, son de mampostería.
Resisten en pie dos cubos y varios tambores de la muralla circundante. Es visible también el foso que lo aislaba y defendía por el lado de la población, siendo una villa amurallada.

El Doncel de Sigüenza (detalle)

El Doncel de Sigüenza (detalle). Catedral de Sigüenza. Guadalajara. 

La iconografía habitual durante la Edad Media reserva los libros a personajes eclesiásticos, por lo que su uso en este caso puede considerarse una innovación, relacionada con el aumento de la literatura profana desde la crisis bajomedieval y la invención de la imprenta (presente en España desde 1472, con el Sinodal de Aguilafuente), aunque la difusión de la lectura que trajeron los libros de caballerías es posterior. 

Aparece enfrascado en la lectura de un libro mientras descansa de un ejercicio militar, con las piernas protegidas por su armadura, graciosamente cruzadas. La figura está vestida con armadura y con la cruz de Santiago en el pecho, pintada en rojo destacando sobre el blanco del alabastro. (…) La cabeza está cubierta con un bonete que se le adapta totalmente.

Anteriores posts sobre el Doncel de Sigüenza:

Catedral de Toledo, Puerta del Perdón

Puerta del Perdón. Catedral Primada. Toledo.

La fachada principal tiene tres portadas, Puerta del Perdón en el centro, Puerta del Juicio Final a la derecha y Puerta del Infierno a la izquierda. La puerta del Perdón es del siglo XV: se comenzó, bajo la dirección de Alvar Martínez, en 1418. Se llama así porque hubo un tiempo en que se concedían indulgencias a los penitentes que entraban por ella. Esta puerta en la actualidad está siempre cerrada y se abre en las grandes ocasiones y cuando el nuevo arzobispo toma posesión de la catedral primada. Tiene un gran arco con seis arquivoltas góticas. Sigue la iconografía clásica del gótico, con la figura del Salvador en el mainel y un apostolado en las jambas, y en el tímpano aparece la Virgen imponiendo la casulla a San Ildefonso, tema muy especial de esta catedral que se repetirá en el interior en capillas y pinturas. Las hojas de la puerta miden más de 5 m de altura y están chapadas en bronce y muy trabajadas; son del siglo XIV. 

Anteriores posts:
Catedral de Toledo.

Monumento funerario del Condottiero Roberto Malatesta / Funeral Monument of the Condottiero Roberto Malatesta

 
 
 
Museo del Louvre.
 
 

Atribuido a Eusebio de Caravagio, data de finales del siglo XV. Roberto Malatesta, fue señor de Rímini, aunque naciera en Roma (1442–1482). El relieve está esculpido en mármol, aproximadamente alrededor de 1482–1484 y es un fragmento de un monumento funerario erigido por orden de Sixto IV bajo el pórtico de la antigua basílica de San Pedro de Roma.

Roberto Malatesta fue hijo ilegítimo de Segismundo Pandolfo (casi todos sus hijos fueron ilegítimos) y de Vannetta di Galeotto Toschi (de la ciudad de Fano) y perteneciente, por tanto, a una de las familias italianas más importantes, especialmente del Trecento y del Quattrocento. Fue legimitado por el Papa Nicolás V y desde pequeño se inclinó por la vida militar revelándose un valiente jefe o condottiero, tanto en la campaña contra Alfonso V el Magnánimo de Nápoles (Alfonso V de Aragón) como contra Pío II. Fue nombrado señor de Rímini, tras empadronarse en la ciudad a la muerte de su padre (1468), movimiento no muy legal, pero en el que tuvo éxito. Se casó con Isabella, hija de Federico de Montefeltro. 

(ENG)

Attributed to Eusebio de Caravaggio, it’s dated from the last decades of the XVth century (1482-1484, approx). Roberto Malatesta was Rimini’s Signore, although he had been born in Rome (1442-1482). The embossment is sculpted in marble, being a piece of the funeral monument erected under orders of Sixtus IV under the gantry of the old St. Peter’s Basilica in Rome.

Roberto Malatesta was the illegitimate son of Segismundo Pandolfo (nearly all his children were actually illegitimate) and of Vanetta di Galeotto Toschi (from the city of Fano). He belonged then to one of the most important Italian families from the Trecento and the Quattrocento. He was legitimised by the Pope Nicholas V and was inclined to military life since childhood. In addition, he was a brave chief or condottiero in the war against Alfonse V the Magnanimous of Naples (V of Aragón) and against Pius II. He was appointed Signore de Rimini, after moving to the city following his father’s death (1468). It was not a very legal move but truly succesful.

He married Isabella, Federico de Montefeltro‘s daughter. Montefeltro was Duke of Urbino.