Cabeza de Reina de Castilla (MAN)

Se trata de una cabeza de Reina de Castilla, posiblemente Leonor, que fue esposa de Eduardo I de Inglaterra (1272-1306).

Explicación del propio museo:

Aunque los matrimonios reales eran concertados, en casos como este también podían coincidir con casamientos por amor. A la muerte de su esposa, Eduardo I erigió unas cruces de piedra, conocidas después como Las Cruces de Leonor, en cada punto en el que su cortejo fúnebre se detuvo entre Lincoln y Londres.

Este tipo de cabezas de piedra estaban normalmente encastradas en los edificios, habitualmente en los de carácter religioso.

Iglesia Parroquial de San Cristóbal

Iglesia Parroquial de San Cristóbal. Escalera principal.

Iglesia Parroquial de San Cristóbal. Boadilla del Monte. Madrid. España.

Se encuentra situada en una elevación del terreno del casco histórico de Boadilla del Monte. Su núcleo arquitectónico data del siglo XIII y presenta tres naves, con clara influencia mudéjar, separadas por arcos sobre pilares y techumbre de madera y cabecera con ábside semicircular. Destaca su campanario de base maciza, lo que tal vesz permite pensar en la reutilización de una atalaya.

Durante la Guerra civil el edificio sufrió una destrucción parcial, por lo que, en 1944, se construyó la torre, la cubierta, las dos sacristías y la capilla del Siglo XVII.

Tomado de la información turística del propio edificio.

Puertas del Azogue y de la Villa (Urueña)

Puerta del Azogue. Muralla de Urueña

La muralla de Urueña, en la provincia de Valladolid, es una de las mejor conservadas de la provincia. De hecho, se conserva el 80% del perímetro original de la misma.

Puerta del Azogue al fondo: puede observarse la construcción de la misma para mejorar la defensa de la ciudad.

Tiene dos puertas. La principal, Puerta del Azogue, se abre al norte, y es la típica puerta construida en codo, para mejor defensa de posibles invasores. La otra puerta está al sur, frontera a la anterior; es el Arco de la Villa, menos protegida desde el punto de vista arquitectónico pues por esa parte el páramo cae de manera abrupta hasta el valle.

Precisamente por esa diferencia en cuanto a la construcción arquitectónica, se observa otra diferencia entre ambas: la de la Villa aún conserva la ranura central para introducir la reja y huecos para los goznes de las puertas. En origen, tenía representadas las armas de los Girón, condes de Urueña y señores de la Villa.

En cuanto a la situación geográfica, la puerta del Azogue se encuentra al nordeste de a muralla, mientras que la de la Villa se sitúa al sur de la villa, sobre la pendiente del terreno que da lugar a la comarca natural de Tierra de Campos y servía de puerta principal para entrar a la primitiva ciudad, si bien hoy sirve de mirador.

La villa fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1975, siendo la muralla una de las razones de dicha declaración. Destaca por su estratégico emplazamiento en una elevación desde la que se divisa toda la gran planicie de la comarca natural de Tierra de Campos, que no solo se extiende por Valladolid, sino por las provincias limítrofes. Dicha ubicación explica por qué ya en la época de los íberos en ese enclave se produjo un primer asentamiento que luego fue ocupado por los romanos.

Desde 2014 forma parte de la Asociación de los Pueblos más bonitos de España, aparte de haber sido nombrada Villa del Libro, al ser uno de los pueblos en los que hay más librerías que bares de España.

Puerta de la Villa de Urueña, donde pueden apreciarse tanto los huecos para los goznes de la puerta, como también el hueco para la reja y la altura de la muralla en esa zona.

Las cabezas cortadas de la Galería de los Reyes de Notre Dame

estatuas notre dame en museo cluny

Las cabezas cortadas de las estatuas de la Galería de los Reyes de Notre Dame. Museo Cluny. París

Poco después de su apertura en plena Edad Media corrió la creencia entre la población de que, en realidad, la mayoría de aquellas estatuas representaban a los Reyes de Francia. Un error de interpretación que las convirtió en víctimas del fanatismo revolucionario cuando, en enero de 1793, se produjo la ejecución de Luis XVI. El Rey había sido condenado por la Convención Nacional, poco después de que su suerte quedara sellada al intentar acogerse a la protección de la Asamblea Legislativa y pedir ayuda a las potencias extranjeras.

(…)

Tras su decapitación, las autoridades revolucionarias ordenaron la destrucción de todos los símbolos de la realeza. Obviamente, las estatuas de la famosa catedral parisina quedaron bajo el punto de mira y no tardaron en ser arrasadas por la vorágine vandálica en octubre del mismo año. Aquellas obras de arte representaban realmente a los reyes de Judá, ancestros de Cristo, y no a los reyes galos, como se pensaba. La confusión era difícil de aclarar si tenemos en cuenta que entre las esculturas destruidas y robadas se encontraban las 28 situadas en la conocía como Galería de Reyes.

Pero el cuidado que tuvieron con estas no fue precisamente modélico, a pesar de que procedieron «con cuidado de no dañar el resto del edificio». Primero fueron descoronadas, después decapitadas a golpe de maza representando la ejecución de Luis XVI en la guillotina y, por último, amontonadas en la plaza que da acceso a Notre Dame, donde permanecieron olvidadas hasta que fueron vendidas a un maestro de obras en 1796.

(…)

Se supo más adelante que Jean-Baptiste Lakanal, hermano del célebre erudito y diputado de la Convención Joseph Lakanal, compró las estatuas y sus restos para enterrarlas en el terreno del palacio que se hizo construir en Chaussée d’Antin, más allá de los grandes bulevares de París y lejos de la famosa catedral que ayer se incendió. Este gesto que en principio puede parecer hostil contra lo que creían que representaban aquellas imágenes, sirvió en realidad para conservarlas.

Llevaban siglos adornando Notre Dame, pero ahora su paradero era todo un misterio al que nadie prestó atención. Tuvieron que pasar casi dos siglos para ser recuperadas por completo.

(…)

Aparecieron una serie de mojones de caminos que rápidamente fueron identificadas como fragmentos de las estatuas, lo que permitió recuperar también parte de la decoración del edificio desvalijado en 1793. Esas piezas, reflejo de la magnífica decoración exterior de Notre Dame desde mediados del siglo XIII, constituyeron el primer conjunto estatuario del Museo Nacional de la Edad Media de París, cuando fue abierto en 1844.

(…)

El casual hallazgo se produjo en 1977, cuando 21 de las cabezas que había sido decapitadas en tiempo de Napoleón fueron descubiertas en una casa particular de París. Aún conservaban las marcas de la violencia. Durante años estos fragmentos fueron estudiados por expertos hasta que fueron identificados como figuras del portal de Santa Ana, situado en la fachada occidental de la catedral. Las estatuas representaban a los reyes y reinas del Antiguo Testamento, así como de los diferentes apóstoles, y formaban parte de tallas alargada vestidas con ropas de largos pliegues esculpidos en el mármol.

Ahora, que se habla tanto de Notre Dame tras el incendio sufrido, no está de más recordar esta barbarie artística cometida en nombre de una supuesta diosa Razón. Destrozar el patrimonio histórico-artístico no sé dónde ni desde qué punto puede entenderse razonable, salvo desde el extremismo ideológico o religioso. No estaría de más reflexionar sobre ello.

Sobre el destrozo revolucionario de Notre Dame, ya hablamos anteriormente en este mismo blog.

(FR) L’histoire des têtes des Rois de Juda est raconté ici: Les sculptures de Nôtre-Dame de Paris: focus sur un chef d’oeuvre.

Iglesia de San Francisco (Córdoba)

iglesia de san francisco córdoba

Iglesia de San Francisco y San Eulogio (Córdoba). Barroco.

También conocida como iglesia del Antiguo Monasterio de San Pedro el Real, perteneció, en origen, al convento franciscano de San Pedro el Real fundado en el siglo XIII y que desapareció en los procesos de desamortización del siglo XIX.

Se sabe que el día de San Pedro y San Pablo del año 1236 la ciudad de Córdoba se rindió a las tropas cristianas del rey Fernando III El Santo; y para conmemorar dicha fecha fundó dos conventos, el de San Pablo, que lo donó a los padres dominicos, y el de San Pedro, que tomó el sobrenombre del Real y que lo dirigieron los franciscanos hasta el momento de su desamortización.

Tras la desamortización, y al ser derribado parcialmente el claustro, se estableció en el convento una fábrica de tejidos; los materiales del convento sirvieron para la construcción del Café del Gran Capitán y los mármoles de la escalera para una casa de Écija.

Así, del antiguo monasterio de San Pedro el Real hoy sólo queda su iglesia y parte del claustro derruido y urbanizado en plaza por parte del Ayuntamiento en el año 1982 según proyecto de Carlos Luca de Tena y Alvear. Al Convento le precedía una plaza; un “Compás” que comprendía el terreno libre que quedaba alrededor del convento y que aún hoy se sigue llamando “compás de San Francisco”.

(…)

La amplia reforma que sufrió la iglesia en el siglo XVIII modificó su fisonomía medieval por otra barroca, por la cual sus muros interiores y bóvedas fueron completamente revocados y enlucidos, adornados con follaje de yeso y escayola, hojas, guirnaldas y molduras doradas.

Castillo de Almodóvar del Río

Castillo de Almodóvar del Río, Córdoba.
“En el siglo IX, Almodóvar del Río se conoce como Almudawar Al-Adna. Durante el siglo X estuvo totalmente vinculado al Califato de Córdoba, pasando a pertenecer en los siglos XI y XII a la Taifa de Carmona, posteriormente a la Taifa de Sevilla, y por último al imperio Almohade.
El Rey Moro Abed Mohammed de Baeza muere a las puertas del Castillo en el año 1226, año en el que la fortaleza cae en manos cristianas al ser entregada a Fernando III “El Santo”. Desde entonces el castillo será sometido a sucesivas ampliaciones por los Reyes castellanos D. Pedro I de Castilla y Enrique II de Trastámara. Tanto Alfonso XI el Justiciero, como Pedro I el Cruel, también intervienen en dichas ampliaciones.
El castillo de Almodóvar ha sido testigo de muchos acontecimientos a lo largo de su historia.
Sus muros han servido de prisión a Doña Juana de Lara (esposa del infante D. Tello, hermanastro del Rey Pedro I), de custodia de los tesoros de Castilla, y sus mazmorras han sido testigo de la agonía de prisioneros ilustres como el I Duque de Benavente.”
Las fotos ilustran la dificultad de ascensión para llegar al castillo, que sería aún mayor si un ejército enemigo intentase conquistarlo.

Vista de la Cité de Carcasona

Cité de Carcasona.

La ciudad histórica fortificada de Carcasona en la orilla derecha del Aude, habitual y popularmente llamada simplemente la Cité, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.​ Está catalogada como Grand site national, y su castillo y murallas como Monumento histórico​ por el estado francés, siendo uno de los centros turísticos más visitados de Francia.  
La parte fortificada de Carcasona llegó a estar tan deteriorada que el estado francés consideró seriamente derruir las murallas. A tal efecto se redactó un decreto oficial en el 1849 que produjo gran revuelo: el historiador Jean-Pierre Cros-Mayrevieille y el escritor Prosper Mérimée promovieron una campaña para preservar la fortaleza como Monumento histórico. Ese mismo año se le encargó al arquitecto Eugène Viollet-le-Duc el proyecto de renovación de la ciudad alta.  
El carácter defensivo de la Cité a lo largo de su historia ha influenciado la complejidad de su arquitectura, donde se refleja notablemente el arte militar. Su sistema de defensa es excepcional debido a sus dimensiones y constituye la mayor fortaleza de Europa por su complejidad y la calidad en su conservación.

Bóveda principal, Nôtre Dame de París

El interior de la catedral destaca por su luminosidad, gracias a los amplios ventanales que se abren en la cabecera, el claristorio, el triforio y las naves laterales. Gran originalidad y audacia suponen los pilares cilíndricos que separan los espacios de las naves. En contra de lo que se hizo después en la mayoría de edificios góticos, se diseñaron a modo de columnas gigantes, sin haces o columnillas adosadas. Las bóvedas y las tracerías de los ventanales muestran diseños simples, como corresponde a la fase inicial del Gótico en que fueron proyectados. La decoración escultórica de capiteles, enjutas y demás espacios también responde a la sencillez heredera de la tradición cisterciense, y predominan en ellos los elementos vegetales.

Anteriores posts:
  1. Las vidrieras de Nôtre Dame (I).
  2. Vidrieras de Nôtre Dame (II): Capilla de Nuestra Señora de los Siete Dolores.
  3. Fachada Occidental.
  4. Vidrieras de Nôtre Dame (III): Capilla del Santo Sacramento y de San Jorge.

Iglesia de la Vera Cruz (Segovia)

Iglesia de la Vera Cruz. Segovia. España.
El templo está realizado en estilo románico, ya en transición al gótico, con una nave de planta dodecagonal, que circunda un edículo de dos alturas, a la que se han añadido tres ábsides, una sacristía semicircular y una torre de planta cuadrada.  
Este tipo de construcciones, que tienen como antecedente directo los baptisterios romanos de los primeros tiempos del cristianismo, fue muy utilizado por diferentes Órdenes Cruzadas. Se estima que se tomó como ejemplo la Mezquita de la Roca y la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén. Los Templarios, que tuvieron su sede en Tierra Santa en la Mezquita de la Roca, construyeron sus iglesias de París (Francia) y Tomar (Portugal) utilizando este tipo de edificación, lo mismo que hizo la Orden del Santo Sepulcro en Torres del Río en Navarra (España).  
El muro exterior es de sillería, y en él se abren pequeñas ventanas saeteras de medio punto que dan luz al templo. Como única ornamentación de la fachada posee unas monduras que recorren los lienzos. En las aristas se ubican contrafuertes que refuerzan la estructura.
Anterior post:

Torre de la Babotte

Tour de la Babotte, Montpellier. Francia.

Esta torre de 26 metros de altura construida, entre finales el siglo XII y principios del XIII, en piedra de Caunelle (Juvignac)era parte de la muralla que rodeaba la ciudad, lo que hoy es denominado “centro histórico”. Tenía 25 torres en la Edad Media, de las que hoy sólo queda dos, esta y la Torre de los Pinos. Fue también denominada “Torre de los Baños”, porque había unos muy cerca, en la calle Richelieu detrás del teatro. 

Si no ha sido destruida es porque la Sociedad Real de Ciencias llamó a los ciudadanos de Montpellier a ver el eclipse de sol del 12 d mayo de 1706, eclipse previsto por Jean de Clapies. El entusiasmo fue muy grande. Tanto que en el siglo XVIII se convirtió en el observatorio astronómico por esa misma Sociedad Real (entre 1741 y 1745), y en 1788 se le añadió un piso suplementario. 

Desde 1981, tiene su sede en la Torre la Asociación de Astronomía Popular Amateur del Midi francés.

También fue sede del Telégrafo a mediados del siglo XIX.

Iglesia de la Vera Cruz y Zamarramala desde Segovia

Iglesia de la Vera Cruz, carretera de Segovia a Zamarramala. España.

La construcción de este templo ha sido tradicionalmente atribuida a los Templarios, pero actualmente se cree que fue la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén la que realizó su construcción y que dependió, como encomienda, de la colegiata de Toro (Zamora).  

El templo fue dedicado el 13 de septiembre de 1208, tal y como atestigua la lápida que se halla frente a la puerta lateral en el templete que narra: 

Los fundadores de este templo sean colocados en la sede celestial, y los que se extraviaron les acompañen en la misma. Dedicación de la iglesia del Santo Sepulcro. En los Idus de abril, era de 1246 (transcripción del original en latín).

En el año 1531 y como resultado de la unificación de la Orden del Santo Sepulcro con la Orden de San Juan de Jerusalén pasó a depender de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta. 

Al edificio original se le añadió un ábside que en la actualidad se utiliza como sacristía, posteriormente se le añadió la torre, que en un primer momento estuvo separada del templo, y más tarde los tres ábsides que conforman la cabecera de la iglesia actual. 

En 1692 dejó de ser parroquia de Zamarramala pasando a estar bajo la titularidad de la Virgen de la Paz, cuya imagen, de estilo románico y realizada en piedra, preside uno de los ábsides. 

Fue declarada Monumento Nacional por Real Orden del 4 de junio de 1919. 

El 31 de mayo de 1951 volvió a tomar posesión de ella la Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, que se encarga de su conservación y custodia.

Catedral de Villeneuve-les-Maguelone (2)

La Catedral de San Pedro y San Pablo de Maguelone, que data de los siglos XII y XIII, ha sido clasificada dentro de la lista de monumentos históricos con el número 184021. Su posición insular en la Edad Media aseguraba la posición del obispo. 

Desde 1969, la asociación “Les Compagnons de Maguelone” asegura la gestión del patrimonio natural, histórico y patrimonial de Maguelone. Con 100.000 visitantes todos los años, la catedral y sus alrededores se han convertido en uno de los complejos turísticos y culturales más importantes para la región y sus habitantes. 

La catedral acoge todos los años un gran festival de música antigua, patrocinada por el célebre violinista Jordi Savall. La Asociación “Les Amis du Festival de Maguelone”, en colaboración con “Les Compagnons de Maguelone”, contibuye a la animación de este sitio cargado de historia.

Anteriores posts sobre este sitio: Catedral románica de Villeneuve les Maguelons.

La Iglesia de Santiago de Sigüenza: interior

Interior de la Iglesia de Santiago de Sigüenza, futuro Centro de Interpretación del Románico de Sigüenza.

Durante el año pasado se produjeron distintos hallazgos en el edificio, como consecuencia de las obras de restauración que se están llevando a cabo. El más significativo es de la localización de la piedra fundacional o “primera piedra” del edificio:

Sigüenza ha sacado a la luz la piedra fundación de su iglesia de Santiago, actualmente en proyecto de restauración gracias a un proyecto surgido de la sociedad civil. La novedad la ha dado a conocer precisamente este fin de semana la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago, que celebraba su gala anual con motivo del santo al que está dedicado el edificio. En ella se presentaban los resultados del informe arqueológico de los trabajos realizados desde primeros de año en el presbiterio del edificio. Las excavaciones arqueológicas son uno más de los pasos con los que la AAISS pretende convertir la Iglesia en un Centro de Interpretación del románico provincial, culminando así su restauración. 
Fue el propio autor del informe, Ricardo Barbas, el encargado resumir las actuaciones llevadas a cabo en la considerada como primera de las dos fases previstas en las excavaciones arqueológicas que forman parte del proyecto. Después de hacer una breve introducción, Barbas presentó las conclusiones de su trabajo, y la secuencia temporal, que “nos ha permitido profundizar un poco más en la historia de Sigüenza”, valoraba el arqueólogo. Barbas también mostró los hallazgos documentados y cómo se han puesto en valor para su integración posterior en el proyecto de musealización y conversión de la Iglesia en un centro de interpretación del románico en la provincia de Guadalajara. 
Después de los primeros hallazgos, habidos a comienzos de año, Barbas planteó hacer dos sondeos. En el presbiterio apareció el suelo primitivo de la Iglesia, correspondiente al siglo XII, de manera que se amplió la excavación para darle cobertura a toda esa área. El trabajo posterior del equipo de Barbas ha documentado las diferentes épocas que han dejado huella en presbiterio y altar. 
La Iglesia de Santiago descansa en una buena parte sobre la muralla del siglo XII. “Cuando se construyó la muralla, el edificio estaba ya planificado”, explicó Barbas. Las excavaciones han llevado al arqueólogo a encontrar la piedra fundacional, que probablemente fuera colocada en la década de 1160-1170, con obras financiadas por el obispo Don Cerebruno. En el siglo XIII se produjo la explosión en altura, que convirtió la iglesia en un edificio esbelto, de estilo protogótico, con elementos románicos.

Anteriores posts:
La Iglesia de Santiago, Sigüenza: portada.

Patio principal (Palacio Papal de Aviñón): Vista 1

El Papa Clemente VI, desde el inicio de su potificado, en 1342, hizo destruir las casas y edificios situados cerca del palacio viejo. Estas construcciones delimitaban la plaza de las Cancelas y es en ese lugar donde fue establecido el “Patio de honor”. En el siglo XIV, era el sitio de paso, de encuentro y de espera donde estaban todos los que eran admitidos al Palacio. 

Este Patio Principal es donde tiene lugar, desde 1947, el Festival de Teatro de Aviñón, en el que se ha representado por ejemplo, Ricardo III de Shakespeare.

Anteriores posts sobre el Palacio de Aviñón:

Monasterio de Santa María de Valldigna (Valencia): Cúpula del crucero de la Iglesia

En 1298 el rey Jaime II de Aragón manda fundar en el termino de Simat de Valldigna(Valencia) el Monasterio cisterciense de Santa María de la Valldigna.
Desde su construcción, se amplia en tres etapas, la primera de ellas en estilo gótico en el siglo XIV que corresponde a la zona del claustro, sigue ademas las formas del Císter; la renovación más destacada se realiza tras las destrucciones del terremoto de 1644, se sustituyen las dependencias ruinosas y realizan otras nuevas; por último en estilo barroco, siglos XVII y XVIII, se realiza el templo actual y la capilla de la Virgen de Gracia.
En esta última remodelación, la iglesia en la parte del crucero(que se destaca en planta) se remata con una cúpula apuntada en el interior. El exterior se recubre con tejas barnizadas en color verde, los arcos que la sustentan están recubiertos y ocultos. El interior de la cúpula se decora con pinturas de estilo churrigueresco, decoración en horror vacui (espacio completamente decorado) vegetal y angelotes. Se completa con yeserias imitando forma de hojarasca. En el centro de la cúpula lleva un floron como cierre y en las pechinas los escudos de la monarquía hispánica, el Císter y la de Valldigna.