San Vicente (Ávila)

Iglesia de San Vicente (Ávila), nave principal.

La planta es de cruz latina, con tres naves rematadas en ábsides semicirculares y otra Siglode transepto muy alargada, cimborrio, atrio, dos torres (inacabadas) y cripta. Los pilares son de cruz griega sobre plintos cilíndricos, con semicolumnas embebidas. Las naves están cubiertas con bóvedas de crucería, descansando sobre las laterales las tribunas, de vanos bíforos (divididos en dos partes), mientras que los ábsides tienen bóvedas de cañón y en sus extremos de horno. 

Foto: Navidad 2019.

El altar mayor no es el original, sino uno barroco de madera dorada con columnas salomónicas, con la figura de San Vicente en el centro y las de sus hermanas a los lados.

Bóveda de la nave principal

Iglesia de San Pedro de Ávila

San Pedro Ávila

Iglesia de San Pedro (Ávila):

“Presidiendo la plaza del Mercado Grande, se proyecta a semejanza de la basílica de San Vicente. En su atrio los monarcas juraron respetar los fueros de Castilla, lo que denota la importancia de esta iglesia en el período de mayor relevancia política de la ciudad.

Tiene planta de cruz latina, con nave central de mayores dimensiones que las laterales. Iniciada en el segundo cuarto del S.XII y concluida ya en el S.XIII, tras un periodo en el que las obras estuvieron paralizadas, en la arquitectura y en la decoración se observa una interesante evolución, fruto de esta dilatada construcción.

(…)

La fachada principal se articula en dos cuerpos: el superior, dominado por un gran rosetón, y el inferior, que alberga una portada en la que el vano de entrada es magnificado por seis arquivoltas sin decoración”.

Catedral de Ávila: Portada

Catedral de Ávila

Vista de la fachada principal: Catedral de Ávila.

Si algo me sorprendió desde la primera vez que la vi, fue su evidente carácter defensivo. No en vano su ábside forma parte de la muralla de la ciudad: es uno de sus cubos.

No se sabe con precisión cuando se inició la construcción de la catedral, habiendo dos teorías, una que defiende que Alvar García comenzó a construirla en el año 1091 sobre los restos de la iglesia de San Salvador, arruinada por los sucesivos ataques musulmanes, y que Alfonso VI de León recaudó el dinero necesario para edificarla.

No obstante, la mayoría de los historiadores otorgan al maestro Fruchel la autoría de la catedral y la fechan en el siglo XII, coincidiendo en la línea temporal de la repoblación castellana llevada a cabo por Raimundo de Borgoña. Se cree que Fruchel construyó la parte más antigua de la catedral, la correspondiente a la cabecera, mientras que el cuerpo de naves, las capillas adyacentes y el remate de las torres, serían fruto de las sucesivas obras entre los siglos XIII y XVI.

(…)

Se trata de la primera catedral gótica de España, siendo la zona construida por Fruchel de estilo románico de transición al gótico. Posteriormente, distintos maestros continuaron y modificaron el plan de obras ya en estilo gótico pleno.

Del siglo XIII son el primer cuerpo de las torres y las naves y del XIV el segundo cuerpo de las torres (una de ellas inacabada), el claustro, las bóvedas y los arbotantes. Ya en el siglo XV se terminan todas las obras de la catedral y, en 1475, Juan Guas construye el reloj mecánico, además de trasladar la primitiva portada occidental al lado norte.

Iglesia de Santiago de los Caballeros

Iglesia románica de Santiago de los Caballeros. Zamora.

Conocida también como Santiago el Viejo, es quizá el templo más sencillo y pequeño de los templos románicos de la ciudad.  

Situada a extramuros, cerca del castillo, está muy ligada al Romancero Zamorano ya que perteneció a los capellanes del número del cabildo catedralicio y según cuenta la leyenda allí fue armado caballero el famoso héroe medieval El Cid Campeador por el Rey D. Fernando I de Castilla. A su lado se encuentra el campo de la Verdad, donde tenían lugar las justas medievales. 

Se desconocen los detalles de su fundación aunque está documentada su existencia en 1168; su construcción, no obstante, debió realizarse al menos un siglo antes, seguramente a mediados del siglo XI.

Monasterio de San Juan de la Peña: Claustro

Monasterio de San Juan de la Peña, Huesca.

Los auténticos orígenes del monasterio se pierden en la oscuridad de los tiempos altomedievales y se le ha supuesto refugio de eremitas, aunque los datos históricos nos conducen a la fundación de un pequeño centro monástico dedicado a San Juan Bautista en el siglo X, del que sobreviven algunos elementos. Arruinado a fines de dicha centuria, fue refundado bajo el nombre de San Juan de la Peña por Sancho el Mayor de Navarra en el primer tercio del siglo XI. Fue este monarca quien introdujo en él la regla de San Benito, norma fundamental en la Europa medieval. A lo largo de dicho siglo, el centro se amplió con nuevas construcciones al convertirse en panteón de reyes y monasterio predilecto de la incipiente monarquía aragonesa que lo dotó con numerosos bienes. 
Considerado por la tradición como la cuna del Reino de Aragón, fue parada habitual del Camino de Santiago y lugar de leyendas, y entre ellas destaca la que vincula este lugar con el Santo Grial. 
Una fecha significativa fue la del 22 de marzo de 1071, cuando el Monasterio de San Juan de la Peña fue el escenario de la introducción, por primera vez en la Península Ibérica, del rito litúrgico romano, seguido en toda la Iglesia de Occidente, que ponía fin al antiguo rito hispano-visigótico y suponía la acomodación definitiva de la iglesia aragonesa a las pautas marcadas por el Pontificado.

Iglesia de la Vera Cruz (Segovia)

Iglesia de la Vera Cruz. Segovia. España.
El templo está realizado en estilo románico, ya en transición al gótico, con una nave de planta dodecagonal, que circunda un edículo de dos alturas, a la que se han añadido tres ábsides, una sacristía semicircular y una torre de planta cuadrada.  
Este tipo de construcciones, que tienen como antecedente directo los baptisterios romanos de los primeros tiempos del cristianismo, fue muy utilizado por diferentes Órdenes Cruzadas. Se estima que se tomó como ejemplo la Mezquita de la Roca y la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén. Los Templarios, que tuvieron su sede en Tierra Santa en la Mezquita de la Roca, construyeron sus iglesias de París (Francia) y Tomar (Portugal) utilizando este tipo de edificación, lo mismo que hizo la Orden del Santo Sepulcro en Torres del Río en Navarra (España).  
El muro exterior es de sillería, y en él se abren pequeñas ventanas saeteras de medio punto que dan luz al templo. Como única ornamentación de la fachada posee unas monduras que recorren los lienzos. En las aristas se ubican contrafuertes que refuerzan la estructura.
Anterior post:

Iglesia de la Vera Cruz y Zamarramala desde Segovia

Iglesia de la Vera Cruz, carretera de Segovia a Zamarramala. España.

La construcción de este templo ha sido tradicionalmente atribuida a los Templarios, pero actualmente se cree que fue la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén la que realizó su construcción y que dependió, como encomienda, de la colegiata de Toro (Zamora).  

El templo fue dedicado el 13 de septiembre de 1208, tal y como atestigua la lápida que se halla frente a la puerta lateral en el templete que narra: 

Los fundadores de este templo sean colocados en la sede celestial, y los que se extraviaron les acompañen en la misma. Dedicación de la iglesia del Santo Sepulcro. En los Idus de abril, era de 1246 (transcripción del original en latín).

En el año 1531 y como resultado de la unificación de la Orden del Santo Sepulcro con la Orden de San Juan de Jerusalén pasó a depender de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta. 

Al edificio original se le añadió un ábside que en la actualidad se utiliza como sacristía, posteriormente se le añadió la torre, que en un primer momento estuvo separada del templo, y más tarde los tres ábsides que conforman la cabecera de la iglesia actual. 

En 1692 dejó de ser parroquia de Zamarramala pasando a estar bajo la titularidad de la Virgen de la Paz, cuya imagen, de estilo románico y realizada en piedra, preside uno de los ábsides. 

Fue declarada Monumento Nacional por Real Orden del 4 de junio de 1919. 

El 31 de mayo de 1951 volvió a tomar posesión de ella la Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, que se encarga de su conservación y custodia.

Catedral de Villeneuve-les-Maguelone (2)

La Catedral de San Pedro y San Pablo de Maguelone, que data de los siglos XII y XIII, ha sido clasificada dentro de la lista de monumentos históricos con el número 184021. Su posición insular en la Edad Media aseguraba la posición del obispo. 

Desde 1969, la asociación “Les Compagnons de Maguelone” asegura la gestión del patrimonio natural, histórico y patrimonial de Maguelone. Con 100.000 visitantes todos los años, la catedral y sus alrededores se han convertido en uno de los complejos turísticos y culturales más importantes para la región y sus habitantes. 

La catedral acoge todos los años un gran festival de música antigua, patrocinada por el célebre violinista Jordi Savall. La Asociación “Les Amis du Festival de Maguelone”, en colaboración con “Les Compagnons de Maguelone”, contibuye a la animación de este sitio cargado de historia.

Anteriores posts sobre este sitio: Catedral románica de Villeneuve les Maguelons.

La Iglesia de Santiago de Sigüenza: interior

Interior de la Iglesia de Santiago de Sigüenza, futuro Centro de Interpretación del Románico de Sigüenza.

Durante el año pasado se produjeron distintos hallazgos en el edificio, como consecuencia de las obras de restauración que se están llevando a cabo. El más significativo es de la localización de la piedra fundacional o “primera piedra” del edificio:

Sigüenza ha sacado a la luz la piedra fundación de su iglesia de Santiago, actualmente en proyecto de restauración gracias a un proyecto surgido de la sociedad civil. La novedad la ha dado a conocer precisamente este fin de semana la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago, que celebraba su gala anual con motivo del santo al que está dedicado el edificio. En ella se presentaban los resultados del informe arqueológico de los trabajos realizados desde primeros de año en el presbiterio del edificio. Las excavaciones arqueológicas son uno más de los pasos con los que la AAISS pretende convertir la Iglesia en un Centro de Interpretación del románico provincial, culminando así su restauración. 
Fue el propio autor del informe, Ricardo Barbas, el encargado resumir las actuaciones llevadas a cabo en la considerada como primera de las dos fases previstas en las excavaciones arqueológicas que forman parte del proyecto. Después de hacer una breve introducción, Barbas presentó las conclusiones de su trabajo, y la secuencia temporal, que “nos ha permitido profundizar un poco más en la historia de Sigüenza”, valoraba el arqueólogo. Barbas también mostró los hallazgos documentados y cómo se han puesto en valor para su integración posterior en el proyecto de musealización y conversión de la Iglesia en un centro de interpretación del románico en la provincia de Guadalajara. 
Después de los primeros hallazgos, habidos a comienzos de año, Barbas planteó hacer dos sondeos. En el presbiterio apareció el suelo primitivo de la Iglesia, correspondiente al siglo XII, de manera que se amplió la excavación para darle cobertura a toda esa área. El trabajo posterior del equipo de Barbas ha documentado las diferentes épocas que han dejado huella en presbiterio y altar. 
La Iglesia de Santiago descansa en una buena parte sobre la muralla del siglo XII. “Cuando se construyó la muralla, el edificio estaba ya planificado”, explicó Barbas. Las excavaciones han llevado al arqueólogo a encontrar la piedra fundacional, que probablemente fuera colocada en la década de 1160-1170, con obras financiadas por el obispo Don Cerebruno. En el siglo XIII se produjo la explosión en altura, que convirtió la iglesia en un edificio esbelto, de estilo protogótico, con elementos románicos.

Anteriores posts:
La Iglesia de Santiago, Sigüenza: portada.

La Iglesia de Santiago de Sigüenza: portada

Portada románica de la Iglesia de Santiago, futuro Centro de Interpretación del románico del Románico de Sigüenza. Esta información es de 2014: si hay alguien que tiene datos más modernos, agradecería que los dejase en comentarios.

El proyecto del futuro Centro de Interpretación del Románico Provincial se ha presentado oficialmente en el templo que lo acogerá, la iglesia de Santiago. El Museo del Románico se convertirá “en un punto de reunión donde se canalice la amplia información sobre el Románico actualmente dispersa. Queremos que se pueda, desde aquí, y mediante enlaces con otras entidades profundizar en el conocimiento del Románico tanto como cada visitante quiera”, explicó en la presentación Elena Guijarro, presidenta de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago (AISS). 

(…)  

La primera fase de la rehabilitación de la iglesia, que ha afectado a la sacristía, está ya terminada. Consistió en el saneamiento de la cubierta, eliminando goteras, la reparación de las paredes y la colocación de aislamiento, nueva carpintería en la ventana, solado de tarima y la división del espacio por tabiques. Actualmente, la sacristía cuenta con una zona de almacén, y con dos espacios auxiliares, a modo de camerinos, para uso de los artistas que actúan en la Iglesia en los conciertos benéficos.  

La siguiente fase prevista es la del presbiterio, su solado y la reparación de sus paredes. Se suprimirá el peldaño construido para la colocación del altar barroco, y se recuperará el arco original. En ese momento comenzará la colocación de los sillares que ya hay apadrinados. 

Castillo de Peñíscola, Castellón.

El Castillo Palacio de Peñíscola (Provincia de Castellón, España), también llamado Castillo del Papa Luna, está emplazado en la zona más elevada del peñón que domina la ciudad, alcanzando una altura de 64 m sobre el nivel del mar. Su perímetro es de unos 230 m y tiene una altura media de 20 m. Los Templarios construyeron esta obra románica sobre restos de la antigua alcazaba árabe entre 1294 y 1307.

Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor, el llamado Papa Luna, que fue nombrado Papa por la obediencia de Aviñón con el nombre de Benedicto XIII, convirtió el castillo en su sede pontificia en el largo litigio sobre su legitimidad. La tenaz lucha que mantuvo el Papa Luna contra sus enemigos sirvió para que surgiera la frase popular de “mantenerse en sus trece” en referencia a la negativa de Benedicto XIII de renunciar a su posición de Papa.

La fábrica de los muros es de piedra labrada y todas las dependencias se cubren con bóvedas de cañón que arrancan de impostas muy simples formadas por un cordón moldurado.
Destaca en todo su conjunto la sobriedad y solidez de su construcción tanto en las estancias templarias como en las estratégicas e intrincadas dependencias pontificias.
A pesar de las modificaciones introducidas por Felipe II para artillar la fortaleza y de los bombardeos sufridos en las numerosas guerras y asedios no se ha visto sustancialmente alterada la conformación del castillo. 

Fue declarado monumento Histórico-Artístico en 1931.

La foto que ilustra estas líneas está tomada desde el mar.

Claustro del Monasterio de Santa María la Real de Nieva o Nuestra Señora de Soterraña (Segovia)

CLAUSTRO DE SANTA MARÍA LA REAL DE NIEVA (Segovia)
En 1392 la reina Catalina de Lancaster, casada con Enrique III de Castilla, ordena construir una iglesia en el lugar que un pastor encontró una talla de la Virgen (de Soterraña, su advocación) cerca de la aldea segoviana de Nieva.

Tras su construcción fue entregada a los Dominicos, creando un monasterio que se ampliara en 1414. Estas obras se terminaran en 1432 al finalizar la puerta septentrional y el claustro. Ya en el siglo XVIII se reformara en estilo barroco, se puede ver en el altar mayor de la iglesia.  Con la Desamortización de Mendizábal deja de ser monasterio, tras lo cual sufre dos incendios que consumen el ala sur del monasterio y el altar mayor. No será hasta 1920 cuando se declare Monumento Nacional.
Lo más interesante es el claustro tardorrománico de finales del siglo XIII y principios del siglo XIV. Formado por cuatro lados irregulares con columnas geminadas con fuste monolítico, capiteles de talla naturalista y arcos ligeramente apuntados u ojivales. Los capiteles muestran una gran diversidad de temas, desde episodios bíblicos, el calendario agrario, motivos vegetales, heráldica pasando por las actividades de los 3 grupos sociales medievales: los que trabajan, los que rezan y los que guerrean. Estos elementos anecdóticos y narrativos anuncian el gótico pleno.