Cómoda con diseño chino / Commode in chinoiserie style (MBA Lyon)

Cómoda del siglo XVIII con decoración china. Museo de Bellas Artes de Lyon.

Realizada entre 1735 y 1745 por Bernard II Van Risen Burgh, está realizada en roble, en color negro y oro sobre lacado en rojo, con bronce dorado y mármol.

Yo la vi en 2019 en el Museo de Bellas Artes de Lyon, en donde estaba en depósito del Museo de Bellas Artes de Dijon.

(ENG)

This commode in chinoiserie style was made between 1732 and 1745 by Bernard II Van Risen Burgh, in oak wood, black and gold coloured over red coating, with golden bronze and marble.

I saw it in 2019 in the Musée des Beaux Arts of Lyon, where it was shown after being lent by the Musée des Beaux Arts of Dijon.

(Explicación del propio Museo en el cartel de la exposición).

Catedral de Cádiz, exterior

Catedral de Cádiz, fachada principal.

La Catedral de Cádiz “Santa Cruz sobre el mar” o “Santa Cruz sobre las Aguas” es también conocida por los gaditanos como la Catedral Nueva, en contraposición de la Vieja, edificada en el S.XVI sobre la antigua Catedral gótica mandada construir por Alfonso X El Sabio. La Catedral gótica perduró con algunas reformas realizadas en los siglos XV y XVI hasta que fue quemada por la escuadra angloholandesa comandada por el almirante Howard y el conde de Essex, que atacó, invadió y saqueó Cádiz en 1.596 hasta que la abandonó, ya incendiada, a mediados del mes de julio.

La portada principal con la escalinata.

El traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz en 1717, fue el motivo del gran desarrollo económico de la ciudad, por lo que el Cabildo inició la construcción de una Catedral acorde con el esplendor de la ciudad.

Fachada principal, puerta central

Las obras de la Catedral comenzaron en 1722 según proyecto del arquitecto Vicente Acero, el cual tras haber trabajado durante cinco años en la Catedral de Granada, deja ver en ésta la influencia de la anterior y la de Guadix. Vicente Acero dimite y en 1739 se hace cargo de las obras Gaspar Cayón, pasando en 1757 a su sobrino Torcuato Cayón. Tras la muerte de éste en 1783, le sucede Miguel Olivares hasta 1790, fecha en que las dirige Manuel Machuca. Finalmente desde 1832 hasta 1838, en que se dan por finalizadas las obras, las dirige Juan Daura.

Parte trasera de la Catedral. Paseo Marítimo.

En todo este tiempo han transcurrido 116 años, a través de los cuales se ve el cambio de estilo y los gustos de los distintos arquitectos. La catedral se comienza en estilo Barroco, como su planta y el interior hasta el friso rococó y es terminada en estilo neoclásico, en su fachada, torres, cúpulas y el segundo cuerpo del interior, así como la mayoría de los retablos y el altar mayor.

Playa de la Victoria de Cádiz con la Catedral a la derecha y el Fuerte de San Sebastián a la izquierda.

Parroquia de Santa Bárbara (Madrid)

Iglesia de las Salesas

Altar Mayor y, a la derecha, la tumba del Rey Fernando VI. Parroquia de Santa Bárbara, conocida popularmente como Iglesia de las Salesas porque antes formaba parte del Convento de dicha orden. Entonces, su denominación era “Convento de las Salesas Reales” que en la actualidad alberga el Tribunal Supremo. Madrid. España.

El frontal de la mesa del altar mayor lo forman dos tableros de mosaicos de flores, realizados en Roma, y en el centro las iniciales de los Reyes sobre lapislázuli, rodeadas de nubes y cabezas de ángeles.

   El retablo entre seis columnas de serpentina verde, en dos grupos de tres, una delante y dos más atrás, con basas y capiteles de bronce dorados a fuego, dan cobijo a un lienzo de veinte pies de altura representando a la Visitación de Ntra. Sra. enmarcado en bronce dorado a fuego y coronado por las armas reales del mismo material. Este lienzo fue pintado en Nápoles  por Francisco de Mura.

   Al lado de las columnas y a la altura de sus pedestales existen unas ménsulas que soportan las estatuas en mármol blanco de San Fernando y Sta. Bárbara de ocho pies y medio de alto. En la parte superior del retablo y en su parte central se encuentra una escultura de San Francisco de Sales de rodillas rodeado de nubes y cabezas de ángeles y sobre ellos un sol de rayos con el símbolo de la Trinidad, en el centro también de bronce dorado al igual que la gran corona que descansa sobre todo el conjunto. A ambos lados y sobre los dos grupos de columnas se encuentran las representaciones de la Religión y de la Caridad. Todas estas esculturas del retablo son obra de Olivieri.

Habitación de la Reina (detalle), Palacio de Versalles

La Cámara de la Reina. Palacio de Versalles.

La cámara es la estancia principal del aposento, aquella que más utilizaba la Reina. Allí dormía, a menudo en compañía del Rey. Y en ella recibía, por la mañana, durante y después de su Aseo, que constituía un momento de Corte tan reglamentado por la etiqueta como el Lever del Rey. Aquí también se llevaban a cabo los alumbramientos en público: diecinueve “Hijos de Francia” nacieron en ella. La decoración conserva el recuerdo de las tres reinas que ocuparon la estancia: el compartimentado del techo se remonta a la Reina María Teresa, pero las pinturas en grisalla de Boucher se realizaron para María Leszczinska, al igual que las carpinterías. Todos estos elementos se conservan de la época de María Antonieta para la que sólo se renovó el mobiliario y la chimenea.
Durante la invasión del Palacio por los agitadores, el 6 de octubre de 1789, María Antonieta consiguió huir de ellos por la pequeña puerta izquierda de la alcoba que da a un corredor que a su vez desemboca en los gabinetes interiores de la Reina, una docena de pequeñas estancias reservadas a su vida privada y a su servicio. En la Revolución, el Palacio no fue víctima del pillaje, pero sus muebles se dispersaron durante las subastas que duraron un año entero. Algunos pudieron recuperarse, como el joyero de Schwerdfeger que se encuentra a la izquierda de la cama, o la pantalla de chimenea. Otros se sustituyeron por piezas equivalentes: este es el caso de los asientos entregados en parte para la Condesa de Provenza, la cuñada de la Reina, y en parte para la visita del Rey de Suecia, Gustavo III. En cuanto a las telas que cuelgan de la cama y de las paredes, se volvieron a tejer en Lyon, a partir de los patrones originales conservados. La cama y la balaustrada se reesculpieron a partir de documentos antiguos.

Anteriores posts sobre Versalles:
Fuentes de Versalles.
El Gran Canal de Versalles.
El Rey gobierna por sí mismo (detalle).
Retrato de Luis XIV, Versalles.
Salón de los Espejos.

Cúpula de la Capilla de la Virgen, Iglesia de St Sulpice

La Capilla de la Virgen se encuentra en el eje longitudinal de la iglesia, en el extremo este del edificio; se accede por el deambulatorio que recorre el coro. El arquitecto Christophe Gamard está en el origen de su planta elíptica. Louis Le Vau (1612-1670) construyó los muros. Servandoni contribuyó en una parte de la decoración en 1729. Charles de Wailly, encargado de la decoración de la Capilla de la Virgen, ha realizado en 1774 el nicho de trampantojo sobre la calle Garancière. 

Esta capilla del más puro estilo barroco comprende un altar dedicado a la Virgen, compuesta de una cúpula rococó pintada por Lemoyne en 1732 que representa a la Virgen María elevándose hacia el cielo sobre una nube que la sostiene, rodeada de ángeles, de doctores y de santos, de San Pedro a su derecha, de San Sulpicio a su izquierda; de un lado, los Padres de la Iglesia y los maestros de obras que publican sus alabanzas, del otro, las vírgenes que ella protege, a las que un ángel distribuye palmas, y en la parte baja, M. Olier lleva a las parroquianos a los pies de la Virgen para ponerlos bajo su protección. Las pinturas murales a cada lado fueron realizadas por Charles van Loo.

Anteriores posts sobre San Sulpicio:
Iglesia de San Sulpicio (1).