Portada del Museo Municipal (Madrid) (2)

Portada del Antiguo Hospicio de Madrid

El antiguo Hospicio, hoy Museo Municipal de Madrid, había sido fundado en tiempos de Felipe IV gracias al beato Simón de Rojas y su Congregación del Santo Nombre de María para proporcionar asilo a los  pobres y enfermos que vivían en condiciones precarias en la ciudad. En 1668 estaba alojado en un pequeño local de la calle Santa Isabel de donde se trasladó provisionalmente, en 1674, a unas casas de la calle Fuencarral, junto a los pozos de la nieve. La nueva Hermandad del Ave María y San Fernando, creada por la reina Mariana de Austria, se hizo cargo de la institución a partir de este momento.

Continuar leyendo “Portada del Museo Municipal (Madrid) (2)”

Portada de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, Calabazas de Fuentidueña (Segovia)

La portada de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, situada en la población pedánea de Calabazas de Fuentidueña, Segovia, data del siglo XVI. En una de sus portadas se hallan los escudos de Luna y de Mendoza, señores del lugar, según los estudiosos podría tratarse de la fachada del antiguo hospital de la Magdalena de Fuentidueña, donado por doña Mencía de Medoza, esposa de don Álvaro de Luna Manrique.

Se trata de una portada plateresca, es decir, la estructura es gótica pero la decoración cuenta con elementos renacentistas. La puerta con arco de medio punto enmarcado entre dos pilastras de orden jónico en el capitel, el fuste lleva una decoración de “a candelieri” (palabra italiana que describe un tipo de ornamentación que surge en Italia en el renacimiento, consiste en hojas de acanto,cintas, ovas, zarcillos, roleos de curva y contracurva que se aplica sutilmente).

La decoración en las enjutas(es la superficie delimitada por el extradós de un arco y el alfiz o arquitrabe que lo enmarca) son los escudos de armas de los Luna y Mendoza pero a la forma denominada “piel de toro”. El remate de la portada es un arquitrabe con decoración de hojas de acanto, una forma sencilla y sutil, muestra de las novedades renacentistas que se van introduciendo en la Península Ibérica durante el siglo XVI.

Catedral de Toledo, Puerta del Perdón

Puerta del Perdón. Catedral Primada. Toledo.

La fachada principal tiene tres portadas, Puerta del Perdón en el centro, Puerta del Juicio Final a la derecha y Puerta del Infierno a la izquierda. La puerta del Perdón es del siglo XV: se comenzó, bajo la dirección de Alvar Martínez, en 1418. Se llama así porque hubo un tiempo en que se concedían indulgencias a los penitentes que entraban por ella. Esta puerta en la actualidad está siempre cerrada y se abre en las grandes ocasiones y cuando el nuevo arzobispo toma posesión de la catedral primada. Tiene un gran arco con seis arquivoltas góticas. Sigue la iconografía clásica del gótico, con la figura del Salvador en el mainel y un apostolado en las jambas, y en el tímpano aparece la Virgen imponiendo la casulla a San Ildefonso, tema muy especial de esta catedral que se repetirá en el interior en capillas y pinturas. Las hojas de la puerta miden más de 5 m de altura y están chapadas en bronce y muy trabajadas; son del siglo XIV. 

Anteriores posts:
Catedral de Toledo.

Catedral de Alcalá de Henares, portada principal

Santa e Insigne Catedral Magistral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares. Madrid.

La Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor es la sede episcopal de la diócesis de Alcalá de Henares, y se encuendra en la ciudad del mismo nombre, en la Comunidad de Madrid, (España). Data de 1514 y presenta un marcado estilo gótico isabelino. 

Es, junto con la iglesia de San Pedro de Lovaina (Bélgica), el único templo en el mundo que posee el título de Iglesia Magistral, lo que suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.  

(…)  

El exterior del templo es sencillo y austero. Las paredes están cubiertas por esgrafiados de tipo segoviano. Destacan la portada de la fachada occidental, de estilo gótico florido, en cuyo medallón central se representa a san Ildefonso; y la alta torre, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y Rodrigo Argüello, de estilo renacentista, con una altura de 62,05 metros. Remata esta torre un hermoso chapitel con pizarra de indudable estilo herreriano.

Museo de Historia de Madrid, portada

La portada barroca del Museo de Historia de Madrid, antiguo Hospicio de San Fernando. 

Ha pasado prácticamente una década desde que comenzó la transformación del Museo de la Historia de Madrid, el de la famosa portada barroca de Ribera, en plena calle Fuencarral. Diez años de trabajos para cambiarle la cara y las «tripas» a una instalación situada sobre el antiguo Hospicio de Madrid, y que atesora colecciones que recorren la historia de la ciudad. 

Unas obras dirigidas por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade, experto en museos y responsable también de la transformación del Arqueológico Nacional. El miércoles, finalmente, volverá a abrir sus puertas. En el año 2002 ya se anunciaba su cierre temporal para realizar obras de mejora. 

El viejo edificio del Hospicio (de 1722, que se salvó de la demolición al adquirirlo el Ayuntamiento madrileño en 1922) necesitaba algo más que unos arreglos, y a ello se pusieron los responsables municipales.  

(…) 

Rodríguez Frade comenzó a trabajar allí en 2004, y le ha dado la vuelta totalmente al interior del edificio de Pedro Ribera. Respetando, lógicamente, los elementos protegidos: la primera crujía, la bellísima fachada barroca. Ahora, su siguiente reto es la capilla, que abrirá también al público tras ejecutarse trabajos aún pendientes. «El proyecto de adecuación ya está redactado», explica.

Anteriores posts sobre el Museo de Historia de Madrid:

Museo de Historia de Madrid, de noche.

Hôtel des Invalides, portada principal

 

 

 

Portada principal de Los Inválidos. París.

“La construcción de los Inválidos se prolongó durante 30 años, de 1671 a 1706, y comprende dos periodos. 

Después de poner la primera piedra en 1671, los trabajos programaron de una manera espectacular: en el mes de octubre de 1674, los primeros pensionistas se instalaron en el edificio. Todas las dependencias, a excepción de la iglesia y de la enfermería ya estaban terminadas. 

En la primavera de 1676, Luis XIV reemplazó a Libéral Bruant por Jules Hardouin-Mansart (1646-1708), que procede a la elevación de la Iglesia de los Soldados, retomando en lo esencial el plan de su predecesor, entre 1676 y 1679. El nuevo arquitecto se consagra sobre todo a la iglesia real, también llamada Èglise du Dôme, que es exclusivamente su obra. Los muros y la cúpula se terminan en diciembre de 1690. La realización de los dorados y de sus decoraciones pintadas dura otros 16 años, en un contexto de graves dificultades económicas causadas por los gastos de guerra. El 28 de agosto de 1706 Luis XIV inaguraba oficialmente la Iglesia de los Inválidos”.
Anteriores posts sobre el Hôtel des Invalides:

Palacio de la Salina: Patio (1)

palacio de la salina patio salamanca

Esta es la puerta de entrada al Palacio de la Salina (Salamanca) desde su interesante patio. Hoy es la Diputación Provincial. Es un palacio de estilo plateresco cuyo patio y hay algunas historias interesantes sobre los medallones que hay en él.

“En el patio hay una galería sostenida por personajes atormentados, con una gran expresión y realismo. Cuenta la leyenda que el Arzobispo Alonso de Fonseca, que fue un poderoso e influyente personaje de la época, viajó a Salamanca a un concilio diocesano y pidió a las familias nobles de la ciudad que le acogieran en sus casas. Éstas se negaron porque el Arzobispo iba acompañado de su amante, Juana Pimentel. Según la historia, Alonso de Fonseca se enfadó tanto que, para vengarse, mandó construir el Palacio y lo decoró con las grotescas figuras que representan a los nobles que no quisieron alojarle. A pesar de que es cierto que el Arzobispo Fonseca tuvo una amante llamada Juana Pimentel, no fue él el que mandó construir el Palacio de la Salina. La leyenda se debe, posiblemente, al gran parecido de los nombres entre el verdadero propietario del palacio y el clérigo”.

Según los investigadores, en los medallones se encuentran representados D. Rodrigo de Messía y su mujer, Doña Mayor de Fonseca. Otros han apuntado que otro medallón representa a Cleopatra justo en el momento de suicidarse, sosteniendo una serpiente para que le muerda el seno.

La Capilla del Espíritu Santo

image

Puerta de entrada a la Sacristía de las Cabezas desde la Capilla del Espíritu Santo. Catedral de Sigüenza. España.

Se trata de una Verja que se abre a la fabulosa Sacristía de las Cabezas de la Catedral de Sigüenza. En esta entrada, nos fijaremos sólo en dicha verja, dedicando otra entrada posterior a dicha Sacristía.

La Capilla del Espíritu Santo se abre, a la sacristía de las Cabezas, por medio de una portada, muy ornamentada, con arco de medio punto y reja bellísima, de hierro forjado, obra de Hernando de Arenas (1561), que no hizo la traza, sino que trabajó según dibujo ajeno, del famoso Xaimete o Xamete, que vivía en Cuenca y hacía dibujos por encargo para altares y monumentos. Es muy probable que no fuera esta la única traza que Xaimete dibujara a Arenas, ya que existe gran semejanza entre esta reja y la de la capilla de la Asunción de la catedral conquense, por lo cual debe ser aproximadamente de la misma época“.