La Iglesia del Monasterio de la Cartuja (Granada)

Altar Mayor de la Iglesia de la Cartuja de Granada.

Sin duda es una de las grandes joyas de este Monasterio. Su construcción la inicia Cristóbal de Vílchez en el siglo XVI y no se concluye hasta 1662.

Continuar leyendo «La Iglesia del Monasterio de la Cartuja (Granada)»

Monasterio de la Cartuja (Granada): Coro de la Iglesia

Albergó a una comunidad de monjes cartujos desde su fundación en el siglo XVI hasta la exclaustración del año 1835. Aunque mezcla diversos estilos, representa una de las cumbres de la arquitectura barroca española. 

Actualmente, está considerada como Bien de Interés Cultural fue declarado Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931.

La Iglesia es, sin duda, junto a la sacristía, la parte más imponente del conjunto y una de las obras más importantes del Barroco español. En las fotos se puede apreciar la grandiosidad del Coro con la parte a la que los laicos tenían acceso a la misma. La Cartuja es una orden monástica contemplativa que considera el silencio como un medio para lograr la contemplación y el recogimiento.

Santísima Trinidad (MBAC) / Holy Trinity (Córdoba)

Santísima Trinidad, óleo sobre lienzo, obra del pintor Agustín del Castillo, siglo XVII, MBAC.

Explicación del propio Museo:

El avance hacia el naturalismo en la pintura cordobesa se hace cada vez más evidente con el desarrollo del siglo XVII. Agustín del Castillo, padre de Antonio del Castillo y discípulo y amigo de Juan Luis Zambrano, será uno de los que adopten esta nueva manera de entender la pintura. Esta obra avanza los modelos que su hijo repetirá y perfeccionará posteriormente en otras composiciones. Ha representado a Dios Padre, con cetro en la mano, a Jesucristo, portando la cruz y la paloma del Espíritu Santo rodeada de querubes. Aunque se muestra un tanto ingenuo para la composición de figuras principales, destacan los ángeles de la parte inferior. Estos en diferentes actitudes, posturas y escorzos demuestran una interesante habilidad compositiva.

Esta obra procede de la desamortización del monasterio de San Jerónimo de Valparaíso, pasando a formar parte de los fondos del Museo en 1844.

El Monasterio de San Jerónimo de Valparaíso está situado en las inmediaciones del complejo musulmán de Medina Al-Zahara.

(ENG)

Holy Trinity, oil on canvas. Painted by Agustín del Castillo, 17th century, Fine Art Museum of Córdoba.

From the Museum’s explanation:

The advance towards naturalism in Córdoba’s painters becomes increasingly obvious along the 17th century. Agustín del Castillo, father of Antonio del Castillo and disciple and friend of Juan Luis Zambrano, was one of the more important exponents of this way of understanding the art of painting. This work, in particular, moves on the models which will be reproduced by his own son, who will improve them in other pieces. He represents Father-God, with the sceptre in his hand, JesusChrist, carrying the cross and the Holy Spirit as the dove, surrounded by cherubs. Even if the composition is perhaps somewhat naïve, the angels in the inferior part of the painting are outstanding with the different postures, attitudes and foreshortenings and show an interesting compositional skill.

This work comes from the ecclesiastical confiscation of the Monastery of San Jerónimo de Valparaíso (1835), being adscribed to the Museum in 1844.

That Monastery is situated near the Muslim enclave of Madinat al-Zahhara.

Calvario (Museo de Bellas Artes de Córdoba)

Calvario. Fresco en la escalera del Antiguo Hospital de la Caridad, hoy parte del Museo de Bellas Artes de Córdoba. Vista completa de la pared frontal.

Calvario, pintado al fresco a modo de grisallas (más antigua, siglo XVI). Otra parte al óleo (más moderna: siglo XVII). Autor anónimo. Antiguo Hospital de la Caridad, hoy parte del Museo de Bellas Artes de Córdoba, España.

Resto del Calvario original.

Explicación del propio Museo:

Desde comienzos del siglo XVI el antiguo Hospital de la Caridad de Nuestro Señor Jesucristo, regido por la Venerable Orden Tercera de San Francisco, contó con una escalera, ya que la documentación refleja la existencia de dos plantas. A lo largo del tiempo la misma ha sufrido las siguientes modificaciones:

1.-A raíz de la adquisición de unas casas contiguas en 1562, dicha escalera debió ser reformada, colocando en el techo una armadura de lazo de forma octogonal y pintando al fresco a modo de grisallas por un maestro anónimo, un Calvario con la Virgen y San Juan en la pared frontal y San Jerónimo penitente y San Francisco de Asís en oración(ver imágenes al final del post) en las laterales. Todo ello fue completado con sendos frisos decorados con elementos de la pasión y escudos de la Orden entre canes.

2.- Por motivos que se desconocen, y posiblemente coincidiendo con la apertura de una ventana en la pared frontera, dicho conjunto debió ser tapado y en parte mutilado, representándose muy posiblemente a partir de 1614 por otro anónimo maestro y con pintura al óleo sobre nuevo mortero, exclusivamente un Calvario con la Virgen y San Juan sobre la superficie de la ventana abierta

Vista del Calvario del siglo XVII.

A continuación, San Jerónimo penitente y San Francisco de Asís, que forman parte del conjunto original.

San Jerónimo penitente (pared izquierda)
San Francisco de Asís en oración (pared derecha).

Junto a ello, y como puede verse en esta última foto y en la siguiente con más nitidez, se realizaron distintos graffitis, seguramente por los propios internos en el Hospital, que representan un laberinto con una sola entrada y siete anillos en torno a un centro. Dicho laberinto se ha encontrado en diversas civilizaciones en ambos hemisferios y desde las pinturas rupestres. Entre otros, se le ha relacionado con la historia de Teseo y el Minotauro en la antigua Grecia o, ya en la Edad Media, con la peregrinación a Tierra Santa o la búsqueda del Santo Grial.

Graffitis en la escalera del antiguo Hospital de la Caridad de Nuestro Señor Jesucristo, Córdoba.