Estela funeraria de Fabia y su marido (MBAL) / Funerary stele of Fabia and her husband (MBAL)

Estela funeraria de Fabia y su marido. Museo de Bellas Artes de Lyon. Francia

La estela funeraria de Fabia y su marido está realizada en piedra calcárea, exhibiéndose a día de hoy en el departamento de Antigüedades del Museo de Bellas Artes de Lyon. Realizada en el siglo II después de Cristo, representa a Fabia, cuyo nombre aún puede leerse en el lado izquierdo. Parece ser que su origen está en Hierápolis, situada en el Medio Eúfrates, por lo que también se le denomina como “Estela funeraria del Medio Eúfrates“.

Fue adquirida por el museo en 2001 en una venta administrativa, tal y como se especifica en la propia web del Museo.

(ENG)

The funerary stele of Fabia and her husband is made of limestone and is now on display in the Antiquities Department of the Musée des Beaux-Arts in Lyon. Made in the 2nd century AD, it depicts Fabia, whose name can still be read on the left side. It seems to have originated in Hierapolis, located on the Middle Euphrates, and is therefore also known as the ‘Funerary Stele of the Middle Euphrates‘.

It was acquired by the Museum in 2001 in an administrative sale, as specified on the Museum’s own website.

Iglesia de San Nazario, Lyon

Iglesia de San Nazario, Lyon. Fachada principal. En la torre izquierda se puede ver el reloj, construido en el siglo XVII por los hermanos Mayet de Morbier.

El primer monumento en este lugar parece haber sido una construcción romana, posiblemente un templo a Atis, dios de la vegetación romano y marido de Cibeles, cuya adoración, al parecer, fue la causa de la persecución cristiana en 177 d.C. En el siglo V, el obispo de Lyon, Eucerio de Lyon, construyó la primera iglesia sobre los restos de la antigua construcción romana, para albergar allí los distintos restos de los mártires, torturados en la persecución del 177. La iglesia se llamó entonces “Iglesia de los Santos Apóstoles y de 48 mártires“, según el Martirologio de San Adón de Viena.

Continuar leyendo “Iglesia de San Nazario, Lyon”

Puertas del templo de Montu (II) / Doors from Montu’s temple (II)

La entrada del templo de Medamud. Museo de Bellas Artes de Lyon, Francia.
Continuar leyendo “Puertas del templo de Montu (II) / Doors from Montu’s temple (II)”

Camisa de peregrino (Musée des Confluences, Lyon)

La camisa de peregrino, de principios del siglo XX, formaba parte de la exposición llamada “Espíritus de Japón” que tuvo lugar en 2018. Tiene los sellos de los templos de Kannon, byakue.

Los peregrinos visitantes de los 33 templos de Kannon en el Kansai podían hacer que les pusieran sellos en su camisa blanca en cada uno de los sitios sagrados visitados.

Está hecha de algodón.

Para más información sobre la peregrinación, consultar este enlace.

La batalla de Lepanto, según los franceses (Basílica de Nuestra Señora de Fourvière de Lyon)

Mosaico que describe la Batalla de Lepanto en la basílica de Nuestra Señora de la Fourvière.

Lo pongo porque me parece absolutamente deliciosa la forma en la que cuentan la batalla. A continuación, la foto y luego pongo la traducción:

Explicación en la Basílica de la batalla de Lepanto

Traducción:

“Este mosaico evoca la poderosa intercesión de la Virgen María en favor de la paz con ocasión de un episodio de las luchas que enfrentaban al Occidente cristiano con el Imperio otomano en el siglo XVI: el 7 de octubre de 1571 un combate naval decisivo tiene lugar entre los dos adversarios. Consciente de lo que estaba en juego, el Papa Pío V exhorta a los cristianos a rezar a la Virgen María para evitar la usurpación y conservar la paz. La procesión de las Hermandades del Rosario en Roma respondió con fervor a la llamada del Santo Padre: las fuerzas otomanas fueron vencidas en Lepanto; se contribuye a la victoria con la intercesión de la Virgen.

El mosaico evoca la victoria, donde vemos al Papa, acompañado de los cardenales, llamando a la oración e invocando al Señor con el rosario en la mano (abajo a la izquierda).

En reconocimiento, el Papa instituye la fiesta de Nuestra Señora de la Victoria en 1572; el año posterior se la denomina Nuestra Señora del Rosario, porque es por la oración al Rosario por lo que se habían dirigido a Dios para pedir su amparo. Esta fiesta de Nuestra Señora del Rosario se celebra cada 7 de octubre en la Iglesia.

No nos sorprenderá esta imagen en la Basílica porque ésta ha nacido de las oraciones de los lioneses, enfrentados al riesgo de usurpación de la ciudad por los ejércitos prusianos en 1870.

En esta ocasión, de nuevo se realizó una oración para salvaguardar la paz y se construyó la Basílica en reconocimiento a María por su intercesión.

(Lo demás es simplemente una explicación del Rosario y que se reza por los cristianos para obtener la intercesión de la Virgen por múltiples razones).

Pues bien, como podemos observar, no se menciona que Francia no tomó parte en la batalla, ya que los cristianos estaban formados por España, la República de Venecia, los Estados Pontificios, Génova, Saboya y la Orden de Malta. Francia no estaba interesada en participar porque Turquía era aliada frente a España, que era su mayor enemigo del momento y, de hecho, el rey llegó a ceder Toulon al pirata Barbarroja.

De hecho, la única forma que tenemos de saber que España participó, según el mosaico, es por la bandera del Imperio (el águila bicéfala) que ni siquiera era ya pertinente porque Carlos I de España y V de Alemania había abdicado en 1555-1556 y había fallecido en 1558 y, por tanto, en 1571 era su hijo, Felipe II el rey de España, quien nunca fue Emperador de Alemania.

Así que no nos puede extrañar que, al narrar la victoria de Lepanto, no pudiendo razonar por qué no estuvieron allí apoyando al “Occidente cristiano“, no digan absolutamente nada sobre su ausencia en dicha batalla y se limiten a hablar de que se ganó por la intercesión de la Virgen.

Anteriores posts sobre la Basílica: Portada principal.

El bien y el mal

El bien y el mal. Museo de Bellas Artes de Lyon

El Bien y el Mal, Víctor Orsel, Museo de Bellas Artes de Lyon. Francia.

Esta pintura de gran formato, llena de simbolismo religioso, desarrolla la hsitora de dos jóvenes que personifican los dos principios: el Bien y el Mal. Tanto en un caso como en otro, existe una alegoría central, una sucesión de pequeños sainetes que se van describiendo, de forma que puedan oponerse sus diferentes elecciones. La primera, vestida de verde, representada a la izquierda, representa la sabiduría y la virtud, que le asegura una vida serena y dichosa. A la derecha, la segunda se deja tentar por la pasión y entabla lo que se puede calificar como una vida disoluta, cediendo a las avances de un caballero, que la deja después del nacimiento de un hijo. Rechazada por su familia y tras la muerte del niño, se suicida colgándose. Los símbolos, ornamentos y fórmulas latinas acentúan el mensaje.

En la parte superior del cuadro, podemos ver la consecuencia de la vida que ha llevado cada una de ellas: la de la izquierda va al cielo, la de la derecha es arrastrada por el demonio hacia el infierno.

Por la elección del formato, curvado en su parte superior, la utilización del fondo de oro y la yuxtaposición de muchas escenas de una misma historia, Víctor Orsel retoma voluntariamente ciertas características de los cuadros de iglesia del final de la Edad Media y del comienzo del Renacimiento. Sin embargo, esta obra no responde a ningún encargo religioso, pero ambiciona pertenecer a la pintura de carácter moral o cristiano. Deseoso de servir con su arte a una renovación religiosa, el artista de Lyon se orienta hacia una concepción formal y espiritual de la pintura marcado por el ejemplo de los pintores italianos del siglo XV y de un grupo de artistas alemanes que desarrollaron su actividad artística en Roma, los “Nazarenos”. Como manifestación de esta nueva estética, la obra se presentó en el Salón de París el año 1883.

Iglesia de Nôtre Dame de la Fourvière (Lyon)

Iglesia de la Virgen de la Fourvière Lyon

Nôtre Dame de la Fourvière (Lyon). Portada principal.

“El lugar ocupado por la basílica fue antaño el foro romano de Trajano de la ciudad entonces llamada Lugdunum. La historia del templo comenzó en 1643 cuando se construyó en ese mismo sitio una pequeña iglesia en honor a la Virgen, quien supuestamente salvó entonces a la ciudad de la plaga. Una estatua dorada suya se añadió a mediados del siglo XIX. También se le atribuyó a su intercesión la retirada de las tropas prusianas que, durante la Guerra Franco-prusiana, y triunfantes después de haber tomado París se dirigían hacia Lyon. Como consecuencia se iniciaron en 1872 los trabajos para la nueva basílica, cuyo interior no quedó finalizado hasta 1964.

Su fachada sirvió de inspiración para la iglesia de Notre-Dame des Victoires, en el barrio francés de San Francisco.

Situada sobre la colina de Fourvière, desde la basílica se obtienen unas impresionantes vistas de toda la ciudad de Lyon y sus alrededores. De hecho, Notre-Dame de Fourvière se ha convertido en uno de los símbolos de Lyon gracias a que es vista desde prácticamente cualquier punto.

La basílica tiene cuatro torres principales y un campanario, coronado con la estatua dorada de la Virgen María. Fourvière cuenta realmente con dos catedrales, una encima de la otra. El santuario superior está extremadamente ornado, en comparación con el sobrio exterior, mientras que el inferior tiene un diseño mucho más sencillo.

Notre-Dame de Fourvière fue incluida en el patrimonio de la Unesco en 1998, al tiempo que todo el casco histórico de la ciudad de Lyon”.

Ayuntamiento de Lyon: Fachada principal

ayuntamiento de lyon

Ayuntamiento de Lyon: Es, sin duda, uno de los edificios más imponentes de la ciudad. La plaza amplia en la que está situada y que comparte con el Museo de las Bellas Artes, hace que sea muy fácil retirarse para contemplarlo.

Su construcción duró 26 años, desde 1646 hasta 1672, por el arquitecto Simon Maupin. En 1674 un incendio destruyó este primer edificio. Jules Hardouin-Mansart y Robert de Cotte son responsables de elaborar nuevos planes y cambiar la fachada del Ayuntamiento. El 14 de julio de 1803, otro incendio se apodera del monumento, que se renovó bajo el Segundo Imperio.