La Iglesia de Santiago de Sigüenza: interior

Interior de la Iglesia de Santiago de Sigüenza, futuro Centro de Interpretación del Románico de Sigüenza.

Durante el año pasado se produjeron distintos hallazgos en el edificio, como consecuencia de las obras de restauración que se están llevando a cabo. El más significativo es de la localización de la piedra fundacional o «primera piedra» del edificio:

Sigüenza ha sacado a la luz la piedra fundación de su iglesia de Santiago, actualmente en proyecto de restauración gracias a un proyecto surgido de la sociedad civil. La novedad la ha dado a conocer precisamente este fin de semana la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago, que celebraba su gala anual con motivo del santo al que está dedicado el edificio. En ella se presentaban los resultados del informe arqueológico de los trabajos realizados desde primeros de año en el presbiterio del edificio. Las excavaciones arqueológicas son uno más de los pasos con los que la AAISS pretende convertir la Iglesia en un Centro de Interpretación del románico provincial, culminando así su restauración. 
Fue el propio autor del informe, Ricardo Barbas, el encargado resumir las actuaciones llevadas a cabo en la considerada como primera de las dos fases previstas en las excavaciones arqueológicas que forman parte del proyecto. Después de hacer una breve introducción, Barbas presentó las conclusiones de su trabajo, y la secuencia temporal, que “nos ha permitido profundizar un poco más en la historia de Sigüenza”, valoraba el arqueólogo. Barbas también mostró los hallazgos documentados y cómo se han puesto en valor para su integración posterior en el proyecto de musealización y conversión de la Iglesia en un centro de interpretación del románico en la provincia de Guadalajara. 
Después de los primeros hallazgos, habidos a comienzos de año, Barbas planteó hacer dos sondeos. En el presbiterio apareció el suelo primitivo de la Iglesia, correspondiente al siglo XII, de manera que se amplió la excavación para darle cobertura a toda esa área. El trabajo posterior del equipo de Barbas ha documentado las diferentes épocas que han dejado huella en presbiterio y altar. 
La Iglesia de Santiago descansa en una buena parte sobre la muralla del siglo XII. “Cuando se construyó la muralla, el edificio estaba ya planificado”, explicó Barbas. Las excavaciones han llevado al arqueólogo a encontrar la piedra fundacional, que probablemente fuera colocada en la década de 1160-1170, con obras financiadas por el obispo Don Cerebruno. En el siglo XIII se produjo la explosión en altura, que convirtió la iglesia en un edificio esbelto, de estilo protogótico, con elementos románicos.

Anteriores posts:
La Iglesia de Santiago, Sigüenza: portada.

La Iglesia de Santiago de Sigüenza: portada

Portada románica de la Iglesia de Santiago, futuro Centro de Interpretación del románico del Románico de Sigüenza. Esta información es de 2014: si hay alguien que tiene datos más modernos, agradecería que los dejase en comentarios.

El proyecto del futuro Centro de Interpretación del Románico Provincial se ha presentado oficialmente en el templo que lo acogerá, la iglesia de Santiago. El Museo del Románico se convertirá «en un punto de reunión donde se canalice la amplia información sobre el Románico actualmente dispersa. Queremos que se pueda, desde aquí, y mediante enlaces con otras entidades profundizar en el conocimiento del Románico tanto como cada visitante quiera”, explicó en la presentación Elena Guijarro, presidenta de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago (AISS). 

(…)  

La primera fase de la rehabilitación de la iglesia, que ha afectado a la sacristía, está ya terminada. Consistió en el saneamiento de la cubierta, eliminando goteras, la reparación de las paredes y la colocación de aislamiento, nueva carpintería en la ventana, solado de tarima y la división del espacio por tabiques. Actualmente, la sacristía cuenta con una zona de almacén, y con dos espacios auxiliares, a modo de camerinos, para uso de los artistas que actúan en la Iglesia en los conciertos benéficos.  

La siguiente fase prevista es la del presbiterio, su solado y la reparación de sus paredes. Se suprimirá el peldaño construido para la colocación del altar barroco, y se recuperará el arco original. En ese momento comenzará la colocación de los sillares que ya hay apadrinados.