El general Murat en la batalla de Aboukir (detalle)

La batalla de Abukir (1799) fue el último triunfo militar de Napoleón Bonaparte en Egipto antes de su retorno a Francia; frustrando el intento anglo-otomano de reconquistar Egipto.  
Un ejército turco de unos dieciocho mil hombres al mando de Mustafá Bajá, desembarcó en Abukir (Egipto), en marzo de 1799. Cuando Napoleón, que estaba sitiando Acre, fue informado de ello, levantó el cerco retirándose de Siria. Mientras estaba de camino al sur, los otomanos derrotaron a las pequeñas guarniciones francesas del litoral egipcio.  
El 14 de junio, el contingente francés de Napoleón alcanzó El Cairo con tan sólo unos siete mil soldados; el general reunió unidades de otras guarniciones y marchó hacia el norte. Encontró diez días después a los otomanos congregados en Abukir, junto a su flota, desplegados en tres líneas de batalla y dos fortines.  
Los franceses atacaron. Los inexpertos y atrasados turcos se defendieron valerosamente contra los más de diez mil soldados veteranos de las guerras revolucionarias. A mediodía, una carga de caballería del general Joachim Murat puso en fuga a los otomanos, tomó uno de los fortines y capturó a Mustafá; con él se rindieron seis mil hombres.  
Los franceses sufrieron unas 386 bajas. Los otomanos perdieron otros dos mil hombres muertos en combate, y más de cuatro mil ahogados. Otros dos mil quinientos turcos se encerraron en el castillo de Abukir, pero no disponían de agua potable. Durante la semana siguiente, un millar de ellos murieron; el 2 de agosto, los demás supervivientes izaron la bandera blanca.

Castillo de los Obispos Sigüenza, patio / The Bishops’ Castle of Sigüenza

 
 
 
 
 

El castillo de los Obispos de Sigüenza es un palacio-fortaleza situado en el municipio español de Sigüenza (Guadalajara) España. Fue erigido en el primer cuarto del siglo XII sobre otro anterior musulmán. Sufrió reformas en los siglos XIV, XV, XVI y XVIII, y fue parcialmente destruido en el siglo XIX, en el año 1811 y durante las guerras carlistas, y en el siglo XX, durante la guerra civil (1936 y 1939), lo que obligó a una restauración casi total siguiendo los planos y documentos antiguos. Actualmente es Parador Nacional de Turismo.

(ENG)

The Castle of the Bishops of Sigüenza (Castillo de los Obispos de Sigüenza) is located in Sigüenza in the Province of Guadalajara in central Spain. With foundations dating back to the 5th century, it was extended by the Moors and retaken for the Christians by Bernard of Agen in 1123.

The origins of the fortifications in Sigüenza go back to the Celtiberians who inhabited the right bank of the river in the final centuries B.C. The Visigoths built a small castle in the 5th century above the town. The Moors built a large fortified castle or alcazaba in the early 8th century to defend the area against the Christian kings of Leon and Castile. It was enclosed by a defensive wall providing an area known as the medina. In 1124, the castle was retaken by Bernard of Agen allowing Simón Girón de Cisneros to build an episcopal palace there. In 1298, the castle was taken by the troops of Alfonso de la Cerda during the battle against Ferdinand IV of Castile, the boy king, but was defended by the bishop’s vassals. In the 15th century, the castle was strengthened by the bishops to protect it from attacks from Aragon and Navarre.

In the late 18th century, Bishop Juan Díaz de la Guerra changed the appearance of the castle from a fortress into an episcopal palace with additional windows, balconies and stables. However, in 1808 during the War of Spanish Independence the castle was taken by the French who seriously damaged it and looted all its riches before it was recaptured by El Empecinado. The episcopal palace was further devastated by fire in the 1830s and had to be abandoned.