Cabeza de Reina de Castilla (MAN)

Se trata de una cabeza de Reina de Castilla, posiblemente Leonor, que fue esposa de Eduardo I de Inglaterra (1272-1306).

Explicación del propio museo:

Aunque los matrimonios reales eran concertados, en casos como este también podían coincidir con casamientos por amor. A la muerte de su esposa, Eduardo I erigió unas cruces de piedra, conocidas después como Las Cruces de Leonor, en cada punto en el que su cortejo fúnebre se detuvo entre Lincoln y Londres.

Este tipo de cabezas de piedra estaban normalmente encastradas en los edificios, habitualmente en los de carácter religioso.

"La Princesa Mathilde", de Jean Baptiste Carpeaux

La Princesa Mathilde, de Jean Baptiste Carpeaux. Museo de Orsay. París. Como consecuencia de este busto, se le encargó diversas obras de la Ópera de París, especialmente el conjunto La Danza, que se encuentra en la fachada de la llamada “Ópera Garnier“.
La Princesa Mathilde era la hija de Jerome Bonaparte, hermano de Napoleón, y de su segunda mujer, la princesa Catalina de Württemberg, hija del Rey Federico de Wurttemberg. Contrajo matrimonio con un noble ruso, Anatole Demidov, matrimonio que fue tormentoso por las personalidades tan vivas de ambos. Él quiso mantener a su amante a pesar del matrimonio y a pesar de que le habían elevado a la dignidad de Príncipe por el matrimoio, título que nunca fue aceptado en Rusia.
La familia imperial rusa siempre la apoyó a ella en sus problemas de Demidov. En la resolución judicial de separación fue condenado él a pagarla una pensión anual de 200.000 francos.
Ella continuó viviendo en París, donde tuvo un salón al que invitaba a literatos y pensadores, hasta prácticamente su muerte salvo un breve exilio en Bélgica tras la caída del Segundo Imperio Francés. De hecho, fue la única de la familia Bonaparte a la que se le permitió quedarse en Francia tras la expulsión de aquella en 1886.
Se dice que tenía una de las llaves de Les invalides.
Murió en 1904, a la edad de 83 años.

Estatua de Enrique IV, Pont Royal

Estatua ecuestre en bronce de Enrique IV, Pont Royal. París (Francia).

En el punto en el que el Puente Nuevo (Pont Neuf), cruza la Isla de la Ciudad (Île de la Cité), se encuentra una estatua ecuestre de Enrique IV, encargada en un principio a Giambologna, por María de Médicis, la viuda de Enrique IV y Regente de Francia en 1614. Después de su muerte, el ayudante de Giambologna, Pietro Tacca, concluyó la estatua, que fue erigida en su pedestal por Pietro Francavilla, en 1618. Fue destruida en 1792, durante la Revolución Francesa, pero se realizó una copia en 1818, después de la Restauración de la monarquía Borbón. El bronce de la nueva estatua fue obtenido del bronce de otra estatua de Louis Charles Antoine Desaix y de otra de Napoleón que fue fundida. La nueva estatua fue elaborada con un molde que sobrevivió del original. Dentro de la estatua, el nuevo escultor François-Frédéric Lemot puso tres cajas, conteniendo la historia de la vida de Enrique IV, un pergamino del siglo XVII que contiene un certificado de la estatua original, un documento que describe cómo la nueva fue encargada y una lista de las personas que contribuyeron con suscripción pública.

Fuente de Latone (1), Versalles

Fuente de Latone. Jardines del Palacio de Versalles. 

Inspirada en Las Metamorfosis de Ovidio, la fuente de Latone ilustra la leyenda de la madre de Apolo y de Diana protegiendo a sus hijos de las injurias de los campesinos de Licia, y pidiéndole a Júpiter que la vengue, lo cual hizo transformándolos en ranas y lagartos. El grupo central de mármol, esculpido por los hermanos Marsy, representa a Latone y a sus hijos.  

El conjunto se alzaba originariamente, en 1670, sobre una roca y estaba rodeado por seis ranas con la mitad del cuerpo fuera del agua, y por otras veinticuatro dispuestas fuera de la fuente, en la plataforma de césped. La diosa miraba hacia el palacio. Este acondicionamiento fue modificado por Jules Hardouin-Mansart entre 1687 y 1689. La roca fue sustituida por un basamento concéntrico de mármol, y el grupo de Latone mira desde entonces hacia el Gran Canal. La fuente de Latone se prolonga en un parterre, en el que se encuentran las dos fuentes de los lagartos.

Posts anteriores del Palacio de Versalles: 
  1. Fuentes de Versalles.
  2. El Gran Canal de Versalles.
  3. El Rey gobierna por sí mismo (detalle).
  4. Retrato de Luis XIV, Versalles.
  5. Salón de los Espejos.
  6. Habitación de la Reina (detalle)
  7. Frescos del techo del Salón de Venus (Palacio de Versalles).

Monumento a la República (París)

Monumento a la República, Plaza de la República, París, Francia.

En 1879, se convocó un concurso para la instalación de un gran monumento dedicado a la República recién proclamada. Fue ganado por los hermanos Morice. La obra se inauguró dos veces, una el 14 de julio de 1880, y otra cuatro años después, ya con la estatua totalmente concluida. La obra se compone de una estatua de Marianne, personificación la Republica Francesa, en bronce, que alcanza los 9,50 metros de altura sobre una base de piedra de 15 metros de altura en los que se encuentran más esculturas que representan figuras alegóricas de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad. Con todo ello, la fuente de Gabriel Davioud tuvo que ser recolocada en 1880 en la plaza Félix-Éboué en el XII Distrito.  

Estatua de Marianne.  

Es la escultura principal. Marianne peina un gorro frigio, símbolo de la libertad, y una corona vegetal. En la mano derecha sujeta un ramo de olivos, símbolo de la paz. Con su otra mano sujeta una tablilla donde se puede leer «droits de l’homme» (derechos humanos). En su cintura lleva una espada.  

Estatua de la Libertad.  

Está situada a los pies de Marianne, a mano de derecha de ésta. A diferencia de la famosa escultura de Bartholdi, aquí la libertad sujeta su antorcha con la mano izquierda, la derecha esta posada sobre su rodilla en la cual se encuentra una cadena rota. El fondo está decorado con un roble en relieve. 

El monumento también incluye una Estatua de la Igualdad y de la Fraternidad, en referencia a los principios de la Revolución Francesa (liberté, égalité, fraternité). En la parte baja, una serie de relieves de bronce que representan hitos de la historia francesa, completan el monumento, conjuntamente con los leones de bronce uno de los cuales puede apreciarse también.
Toda la parte baja del monumento está cubierta de pintadas, como puede apreciarse en la foto.

Santa Juana de Arco, París

Santa Juana de Arco. Fremiet. París.

Napoleón III encargó una estatua de Juan de Arco para París en un intento de reestablecer la confianza francesa después de la derrota humillante sufrida en 1870 por el ejército prusiano. 

Inicialmente Frémiet se especializó como escultor de animales, produciendo esculturas de bronce muy naturalistas así como pequeñas reproducciones, pero es más conocido por sus monumentos ecuestres, y especialmente por el que reproduce la figura de Juana De Arco a caballo encaminándose a la batalla. En 1872 se le encargó esta escultura para la Plaza de las Pirámides de París, donde fue herida. 

Frémiet nunca estuvo satisfecho con su trabajo. Pensaba que el caballo no tenía la misma escala que la santa. En 1889 la Ciudad de Nancy encargó una reproducción de la estatua, lo que le dio la oportunidad de corregir los errores: redujo la talla del caballo e hizo otros arreglos menores, como añadir una careta armada al caballo para reducirle la cabeza y quitarle el arnés de la parte posterior. 

Cuando en 1899 la estatua de París estaba en peligro por los arreglos que se realizaban en el subsuelo de la calle, Frémiet llevó de nuevo la estatua a su estudio y corrigió definitivamente todos los errores: hizo a la Santa 20 cm más alta, redujo el diámetro del cuello del caballo y le cambió la frente. 

Sin embargo, corrió el rumor de que Frémiet mandó la estatua original de París a Filadelfia (ciudad que le había encargado una copia), y cambió la de París en 1899 por una nueva revisada, en vez de derretirla y volverla a fundir como dijo que había hecho.

La traducción es mía.