“Escalera de Soto”, Convento de San Esteban (Salamanca)

Escalera de Domingo de Soto, Convento de San Esteban, Salamanca. España.

Debe su nombre a Fray Domingo de Soto, fraile dominico del siglo XVI que vivió en el Convento y que perteneció a la llamada Escuela de Salamanca, de la que fue uno de sus principales pensadores. En cuanto nos atañe aquí, fue el mecenas de la escalera objeto del presente post.

Se construye con una técnica novedosa por el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, al estar apoyada únicamente en la pared, lo que contribuye a hacer un espacio diáfano. Todo el peso de la escalera se sostiene en el primer tramo de la misma. Se adorna con casetones con motivos florales, como puede verse en la fotografía anterior.

La magnífica labor de cantería fue dirigida por fray Martín de Santiago.

Bóveda de crucería sobre la escalera (foto anterior).

Su construcción sirvió de modelo a la escalera barroca de la Clerecía, también de Salamanca.

Anteriores posts sobre esta escalera: 1.

Anteriores posts sobre el Convento de San Esteban (Salamanca): 1, 2, 3.

Claustro de San Esteban (Salamanca)

El claustro principal, denominado «de procesiones» o de los Reyes, es obra de Fray Martín de Santiago, religioso del convento. En la planta baja mezcla elementos góticos y renacentistas. Los arcos que lo separan del jardín son de medio punto, renacentistas, aunque tratados al estilo gótico ya que están divididos por tres maineles. Las bóvedas de sus cuatro crujías son de crucería, características del gótico. En el centro del jardín se levanta un templete“.
Como puede verse en la imagen, en la columna que hace esquina hay un relieve que representa la Anunciación del que se ha perdido la cara del Ángel Gabriel. También se aprecia que los arcos se sustentan en dos grandes columnas cuadradas, que además, sustentan las bóvedas y el resto del claustro y del edificio; y después en cada uno de ellos se abren cuatro arcos pequeños sustentados por tres columnas cuadradas. Asimismo en cada una de las columnas de mayor tamaño, se alojan los nérvios de las bóvedas y, en su base, se encuentran medallones con bustos de diversos personajes de interés para el Convento.

Convento de San Esteban (Salamanca): Portada

cuerpos superiores portada convento san esteban salamanca

Convento de San Esteban. Salamanca. Portada principal: cuerpos superiores (el inferior está en restauración).

La fachada está compuesta por la portada de la iglesia y el pórtico de acceso al convento que forma ángulo recto con ella.

La portada de la iglesia es uno de los más bellos ejemplos de plateresco. Está concebida como portada-retablo formando un arco de triunfo bajo cuya bóveda de medio cañón se despliega la abundante decoración característica del estilo. En su centro se representa el martirio de San Esteban y por encima un Calvario, relieves ambos ejecutados por Juan Antonio Ceroni a comienzos del siglo XVII.

El pórtico, compuesto por arcos de medio punto, está inspirado en las logias renacentistas italianas, contrastando su escueta ornamentación con la exuberancia decorativa de la fachada de la iglesia. Fue realizado por Juan Ribero de Rada entre 1590 y 1592, pero los medallones de las enjutas son obra del escultor Martín Rodríguez.

"Escalera de Soto" del Convento de San Esteban de Salamanca

Esta escalera de atrevida  e innovadora  técnica fue iniciada en 1553 y concluida en 1556 por encargo de Fray Domingo de Soto, teólogo y confesor del emperador Carlos V. De ahí que se la denomine con el apelativo de la “escalera de Soto”. La obra fue realizada por Rodrigo Gil de Hontañon, en ella se atreve a a ejecutar un escalera al aire, donde el tramo inferior es el que sustenta los otros tramos superiores, que no descargan el peso en los muros, sino que contrarrestan su empuje.
 
Es la primera que se construye en la Península Ibérica con ese sistema. La escalera remata con decoración de casetones con florones, en la parte visible, mientras en el último tramo en su interior hay un relieve en piedra policromada que representa a Santa María Magdalena, mientras los muros estan decorados con medallones. La bóveda que la cubre es de crucería.

(Entrada de Mariola, autora de El Reto del Bardo).