Vista de la Cité de Carcasona

Cité de Carcasona.

La ciudad histórica fortificada de Carcasona en la orilla derecha del Aude, habitual y popularmente llamada simplemente la Cité, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.​ Está catalogada como Grand site national, y su castillo y murallas como Monumento histórico​ por el estado francés, siendo uno de los centros turísticos más visitados de Francia.  
La parte fortificada de Carcasona llegó a estar tan deteriorada que el estado francés consideró seriamente derruir las murallas. A tal efecto se redactó un decreto oficial en el 1849 que produjo gran revuelo: el historiador Jean-Pierre Cros-Mayrevieille y el escritor Prosper Mérimée promovieron una campaña para preservar la fortaleza como Monumento histórico. Ese mismo año se le encargó al arquitecto Eugène Viollet-le-Duc el proyecto de renovación de la ciudad alta.  
El carácter defensivo de la Cité a lo largo de su historia ha influenciado la complejidad de su arquitectura, donde se refleja notablemente el arte militar. Su sistema de defensa es excepcional debido a sus dimensiones y constituye la mayor fortaleza de Europa por su complejidad y la calidad en su conservación.

Vidrieras de la Basílica de San Nazario (Carcasona)

Vidrieras de la Catedral de San Nazario Carcasona

Antigua Catedral de Carcasona hasta el nombramiento como tal de la Catedral de San Miguel, se encuentra dentro de la famosa Cité. Conoció una importante restauración por el arquitecto Violet Le Duc y sus colaboradores a mediados del siglo XIX.

Estas vidrieras son consideradas como las más bellas del Midi francés. La basílica se edificó en estilo románico, existiendo antes de la Cruzada contra los cátaros, que desposeyó, aunque no definitivamente, al Conde Ramón Roger Trencavel de su título y de la ciudad, pasando ésta a manos francesas. A partir de ese momento, se realizan diversas modificaciones también de la Basílica, ya en estilo gótico. La intervención de Violet Le Duc, que incorporó gárgolas y balaustres, contribuyó a acentuar este último estilo.