Castillo de Santa CATALINA (CÁDIZ) / Saint Catherine’s Castle (Cádiz)

Este castillo se construyó tras el saqueo anglo-holandés a la ciudad en 1596 por orden de Felipe II para proteger la Caleta de Santa Catalina, una de las zonas más vulnerables del borde marítimo.

Continuar leyendo «Castillo de Santa CATALINA (CÁDIZ) / Saint Catherine’s Castle (Cádiz)»

Catedral de Cádiz, exterior

Catedral de Cádiz, fachada principal.

La Catedral de Cádiz «Santa Cruz sobre el mar” o «Santa Cruz sobre las Aguas” es también conocida por los gaditanos como la Catedral Nueva, en contraposición de la Vieja, edificada en el S.XVI sobre la antigua Catedral gótica mandada construir por Alfonso X El Sabio. La Catedral gótica perduró con algunas reformas realizadas en los siglos XV y XVI hasta que fue quemada por la escuadra angloholandesa comandada por el almirante Howard y el conde de Essex, que atacó, invadió y saqueó Cádiz en 1.596 hasta que la abandonó, ya incendiada, a mediados del mes de julio.

La portada principal con la escalinata.

El traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz en 1717, fue el motivo del gran desarrollo económico de la ciudad, por lo que el Cabildo inició la construcción de una Catedral acorde con el esplendor de la ciudad.

Fachada principal, puerta central

Las obras de la Catedral comenzaron en 1722 según proyecto del arquitecto Vicente Acero, el cual tras haber trabajado durante cinco años en la Catedral de Granada, deja ver en ésta la influencia de la anterior y la de Guadix. Vicente Acero dimite y en 1739 se hace cargo de las obras Gaspar Cayón, pasando en 1757 a su sobrino Torcuato Cayón. Tras la muerte de éste en 1783, le sucede Miguel Olivares hasta 1790, fecha en que las dirige Manuel Machuca. Finalmente desde 1832 hasta 1838, en que se dan por finalizadas las obras, las dirige Juan Daura.

Parte trasera de la Catedral. Paseo Marítimo.

En todo este tiempo han transcurrido 116 años, a través de los cuales se ve el cambio de estilo y los gustos de los distintos arquitectos. La catedral se comienza en estilo Barroco, como su planta y el interior hasta el friso rococó y es terminada en estilo neoclásico, en su fachada, torres, cúpulas y el segundo cuerpo del interior, así como la mayoría de los retablos y el altar mayor.

Playa de la Victoria de Cádiz con la Catedral a la derecha y el Fuerte de San Sebastián a la izquierda.

Puertas de Tierra, Cádiz

Puerta de Tierra, lado sur, vista parcial.

El monumento arquitectónico llamado Puerta Tierra, Cádiz constituye uno de los reductos de lo que fue la antigua muralla de Cádiz y que a día de hoy separa lo que podemos considerar como ciudad antigua («Cádiz») y la ciudad moderna, apodada «Puerta Tierra».

De la página del Ayuntamiento de Cádiz:

«El aspecto actual de la Puerta de Tierra responde a diferentes periodos y fases constructivas desde que en el siglo XVI la primitiva cerca medieval fuera desbordada por el crecimiento de la ciudad. En su lugar se construyó un muro cuya puerta de acceso aún puede contemplarse embutida en uno de los lienzos del conjunto defensivo actual. En 1574 se realizó una primera ampliación para protegerlo con dos baluartes. Hasta el siglo XVIII no adquiriría el conjunto su fisonomía definitiva.

Puertas de Tierra, lado norte, vista general.

En el centro, marca el eje de todo el conjunto el torreón bajo el que se abre el vano de acceso, enmarcado por portada de mármol, fechada en 1756.Una inscripción alude a la construcción de la puerta y sobre ella aparecen el escudo real y el de la ciudad acompañados por una alegoría militar. Para la fachada que da al centro histórico de la ciudad, fue levantado un elegante pórtico de mármol dispuesto a modo de arco de triunfo obra de Torcuato Cayón. A ambos lados del conjunto avanzan los baluartes de San Roque y Santa Elena, llamados así por su respectiva cercanía a unas ermitas, que fueron derribadas en 1737 con motivo de la construcción de los cuarteles de la zona interior del complejo defensivo.

La expansión urbana por la zona de extramuros llegó a plantear durante la primera mitad del siglo XX el derribo de todo el complejo, aunque afortunadamente se optó por el relleno de los fosos y la apertura de dos grandes arcos en los lienzos de la muralla que permitieran el paso de vehículos. En la explanada central, se sitúan dos triunfos de mármol dedicados a San Servando y San Germán, patronos de Cádiz, realizados en Génova a principios del siglo XVIII y que en su momento presidían la entrada al  puerto de la ciudad.

Puertas de Tierra, lado norte, vista parcial.

El diseño de la portada corrió a cargo de José Barnola.

Asimismo, es preciso señalar que el monumento que hoy podemos contemplar se encuentra en un excelente estado de conservación gracias a la gran reforma llevada a cabo en 1950:

Su estado de conservación es bueno y su imagen actual responde a la gran reforma realizada en el año 1950 por el arquitecto Antonio Sánchez Esteve tras un concurso municipal de ideas para adaptarlas a las nuevas necesidades del tráfico rodado. Fue entonces cuando fue horadado por los dos amplios arcos que hoy muestran, y que permiten la comunicación viaria con la tercera zona de expansión de la ciudad. Y fue entonces también cuando se hizo desaparecer parte de los glacis, dejando solamente dos fosos, y se derribó parte del baluarte de San Roque.

Puertas de Tierra, lado sur, vista central

En cuanto a la forma de construcción:

Esta muralla está construida por sillares de piedras ostioneras (piedras labradas por varias caras), típica de las construcciones gaditanas.

Su portada es Barroca y tiene dos partes:
1)La inferior

  • Compuesta por columnas toscanas(simplificación del Dórico)
  • Y un friso de Trigriflo y metopas(ornamentos arquitectónicos).
Puertas de Tierra, lado sur, vista parcial.

2)La parte superior
Posee dos leones que sirven para sostener el escudo real
.