Fuente de la Fama (Reales Alcázares, Sevilla)

En los jardines del Real Alcázar, donde el agua es arquitectura, las fuentes, los surtidores y los juegos que la involucran se multiplican. Pero no solo agua, sino también música, como la que se puede escuchar cada hora en la Fuente de la Fama del Jardín de las Damas.

De influencia italiana, se trata de la única fuente órgano del siglo XVII que se conserva en España, y una de las tres que quedan en toda Europa. En la Fuente de la Fama se abre una ventana delimitada por un marco en forma de arco, en la que se encuentra una estatua de terracota: un niño, en pie, con los brazos alzados sobre la cabeza. Sobre él, una pequeña estatua de plomo que sostiene una trompeta en la mano.

Palacio de los Abencerrajes (Alhambra de Granada) / Abencerrajes’ Palace (Alhambra, Granada)

Palacio de los Abencerrajes. Alhambra de Granada. Vista General.

Dentro del complejo de la Alhambra se encuentran los restos de lo que fue el Palacio de los Abencerrajes, castellanización del apellido de la familia de los Banu Sarray, familia noble del reino nazarí que ordenó su construcción. Su situación, en la parte externa de la Alhambra, a la altura de la Torre de los Abencerrajes indica el poder de que gozó esta familia, de origen magrebí, en el reino nazarí. Su historia es famosa por la llamada “maldición” que persiguió a Muley Hacén (padre de Boabdil) y su cómplice y hermano, apodado “El Zagal”, responsables de la tortura y muerte de los principales miembros de la familia, precisamente en la Sala de la Alhambra que lleva su nombre.

Continuar leyendo “Palacio de los Abencerrajes (Alhambra de Granada) / Abencerrajes’ Palace (Alhambra, Granada)”

Dos capiteles románicos (Los pilares de Europa – Caixaforum)

Hombre luchando contra un león (Siglo XII). Museo Frederic Marès. Barcelona.

Del propio texto de la exposición (Caixaforum, 2017):

La ciencia de levantar un edificio de piedra que no se derrumbara bajo su propio peso era compleja. Algunos elementos individuales, como los capiteles que remataban las columnas, jugaban un papel fundamental en la distribución de la carga. Aunque también podían ser decorativos, con una diversidad de motivos que no se hallaban en ningún otro lugar de la arquitectura medieval. EN este caso, el hombre que lucha contra un león pone de manifiesto la jocosidad de los canteros“.

Continuar leyendo “Dos capiteles románicos (Los pilares de Europa – Caixaforum)”

Castillo-Iglesia de Turégano (Segovia)

La dicotomía defensiva-religiosa de este singular edificio ha provocado numerosas hipótesis sobre su origen y evolución, aunque en la actualidad se conoce bastante bien su secuencia histórica.
Se ha especulado con que el cerro de Turégano fuera una antiguo fuerte de época protohistorica. Siguiendo esta hipótesis, arévacos, romanos, árabes y primeros castellanos aprovecharían este castro como lugar de defensa.
Lo que sí es seguro es que en el siglo XII, y tras la donación de la comarca por Dña. Urraca a los obispos de Segovia, D. Pedro Arías  Dávila o alguno de sus sucesores erige en lo alto del cerro una iglesia románica dedicada a San Miguel, de tres naves y cabecera tripartita con torre sobre el crucero.

Hasta la segunda mitad del XV no es cuando el edificio religioso original sufre la transformación: la construcción  de una fortaleza rodeando la antigua iglesia y ocultándola exteriormente. Ya en el siglo XVI se modificó el frontis(portada) de acceso a la iglesia además de las dos torres que la flanquean.

La antigua estructura románica de la iglesia de San Miguel sólo se aprecia en su interior , que consta de tres naves de cinco tramos algo irregulares, sin transepto, que encajan en una cabecera con tres ábsides semicirculares precedidos de sus respectivos presbiterios.

La fortificación tardomedieval (siglo XV) que presenta numerosos elementos defensivos, muestra gran interés porque en el exterior de la fortificación se conservan restos del antiguos recinto musulmán con torres construidas con tapial. El castillo de planta rectangular con dos recintos amurallados: el primer recinto, a modo de barbacana presenta una altura claramente inferior y cuenta con su camino de ronda y en cuyas almenas se abren en alternancia saeteras defensivas y, el segundo recinto, se compone en un extremo de una enorme torre del homenaje y en otro de una muralla con seis torres macizas y circulares. Todo ello levantado sobre la iglesia románica.

Las torres circulares presentan modillones entremezclados con la típica decoración de bolas de fines del XV mientras que la torre principal está recorrida completamente por ladroneras y balcones con matacanes de carácter defensivo pero que también sirven para  decorar sus recios muros. La portada románica de la iglesia flanqueada por dos de las seis torres circulares es una de las imágenes más bonitas del castillo.

(Fuentes: arteguias.com; http://jcdonceld.blogspot.com.es/ )

El reloj de la Conciergerie

El reloj de la Conciergerie. Île de France. París.
Carlos V de Francia, que bien merecía el apelativo de Sabio, pensó que un reloj podría ser de utilidad para los habitantes de la ciudad de París, y que, por tanto, el mismo acordó construir un gran reloj para ser colocado en una de las torres de su palacio para que el público pueda conocer la hora tanto de día como de noche.  
Pero como no había un relojero suficiente hábil en París para llevar a cabo dicha obra, el rey envió un mensajero a Alemania para negociar con Henry de Wyck, un relojero famoso, con el que llegó a un acuerdo para la construcción y el montaje de la máquina preciosa. El artista alemán, dice la historia, tuvo un apartamento asignado en la misma torre donde el reloj iba a ser colocado, y recibió seis céntimos diarios del rey durante ocho años consecutivos que es el tiempo que le llevó a ejecutar su trabajo.

Jean Jounence, un conocido fundidor de campanas, recibió la orden de crear la campana contra el cual el martillo del reloj iba a dar las horas. 
(…) 
Pilon fue el encargado de realizar las esculturas del reloj. El reloj en sí está flanqueado por dos figuras alegóricas (una de ellas demasiado sensual) que representan a la Ley y a la Justicia. 
La figura de la izquierda porta en su mano derecha unas tablillas con el texto latino “Sacra Dei celebrare pius regale time ius”, o lo que se puede traducir por “Celebre el sagrado derecho de Dios a temer al piadoso rey”, o en una traducción más libre “Piadoso observador de la ley de dios, respeta el derecho del Rey”, donde se expresaba la máxima de que el poder del rey venía directamente otorgado por el poder de Dios. 
En la parte de la derecha podemos ver otra imagen femenina que representa a la justicia, una figura que sostiene en su mano derecha una gran espada y, en la izquierda, una balanza, símbolo universal del juicio justo.
Anteriores posts sobre La Conciergerie: La Conciergerie (detalle de la fachada).

Plaza de la Armería, Palacio Real de Madrid, de noche

Fue diseñada por Narciso Pascual y Colomer con la colaboración de Enrique María Ripollés y Vargas y las obras finalizaron en 1892. 

En la época del Real Alcázar en este lugar solamente existía una explanada conocida como Plaza del Palacio hasta que en el siglo XVII se construye un arco conocido como Arco de Palacio y la plaza también pasa a llamarse Plaza del Arco de Palacio. Este arco existió hasta el último tercio del siglo XIX. 

En el lugar que ocupa la plaza también estuvieron en el pasado las calles de Malpica, Santa Ana la Vieja, la de Pumar, la Plaza de Caballerizas y de Palacio las Plazuelas de los Pajes y del Postigo. 

Se muestra la fachada Sur del Palacio Real con un gran reloj y dos mástiles, uno donde ondea la bandera de España y el otro para colocar el estandarte real cuando el monarca se encuentra en Palacio. Existe una reja que divide esta plaza para evitar el acceso del público a lo que viene a constituir un patio exterior del propio Palacio. Ese patio creado da a una serie de aposentos y despachos y también se encuentra la Real Armería, que es uno de los museos de armas más grandes de Europa. 

En la plaza tiene lugar la ceremonia del cambio de guardia de la Guardia Real el primer miércoles de cada mes a las doce en punto.

Anteriores posts sobre el Palacio Real de Madrid:
Palacio Real de Madrid: de noche.
Palacio Real de Madrid (2): atardecer.
Palacio Real de Madrid, iluminado para la Fiesta Nacional.