Les Almées, de Paul Buchard

 
Les Almées, de Paul Buchard. Museo de Orsay. París.

 
Se trata de un cuadro de temática orientalizante que hace referencia a la figura de la “almée” (del árabe عالِم alim, hombre o mujer sabia). Se denominaba así a las bailarinas y cantantes egipcias del período musulmán de mucha importancia en los harenes que servían tanto para entretener a las señoras que allí vivían como para enseñarlas baile y canto. Sólo podían verlas la cara otras mujeres del harén y el señor de la casa y los invitados las oían desde una pieza contigua, algo que, sin embargo, no se refleja en el cuadro.
 
 
El orientalismo es una tendencia que tiene mucho éxito durante el siglo XIX:

Se pueden encontrar representaciones de «moros» y «turcos» en el arte medieval, renacentista y barroco. Pero no fue hasta el siglo XIX cuando el orientalismo en las artes se convirtió en un tema establecido. En estas obras el mito del oriente exótico, decadente y corrupto está más plenamente articulado. Pintores como Eugène Delacroix, Jean-Léon Gérôme y Alexander Roubtzoff se recrearon en representaciones de todo tipo de escenas ambientadas en escenarios de los países árabes del norte de África y Oriente Medio. Tanto en los paisajes como en los interiores se acentuaban los aspectos exóticos y sensuales de contrastes entre el celaje y la luz deslumbrante del desierto y los tenebrosos interiores, los fanásticos colores de los ropajes y las carnaciones seductoras -en todos los tonos, del negro al blanco nacarado, pasando por el moreno-; especialmente en las escenas de los baños y los harenes, que permitían la representación voluptuosa de desnudos o semivestidos de las odaliscas en posturas de incitante laxitud. Cuando Jean Auguste Dominique Ingres, director de la francesa Académie de peinture pintó una visión muy colorista de un baño turco, hizo que este oriente erotizado se hiciera públicamente aceptable por su generalización difusa de las formas femeninas, que podrían haber sido todas ellas el mismo modelo. La sensualidad se veía aceptable en el exótico oriente. Este estilo tuvo su momento álgido en las Exposiciones universales de París de 1855 y 1867.

(ENG)

It’s a painting of orientalising topic that portraits the “almée” (from Arabic: عالِم alim, wise man or woman). Egyptian dancers and singers from the Muslim period were known as “almées”: they were extremely important in the harems as they entertained the ladies and taught them dancing and singing. Their faces could only be seen by other harem’s ladies and the lord of the house, so the house’s guests listened to them from an adjacent room, something that is not captured in the painting.

The orientalising topic was very succesful during the XIXth century. Before, we can find portraits of “Moors” and “Turks” in Medieval portraits and also from Renaissance and Barroque ones. But it wasn’t till the XIXth century when the orientalising topic in the arts was considered as an stablished topic. In this portraits the myth of an exotic, decadent and corrupt Orient is much more articulated. Painters like Eugène Delacroix, Jean-Léon Gérôme y Alexander Roubtzoff painted several pictures in such sceneries like North African countries or the Middle East. Those exotic and sensual characteristics [the contrast between the lattice and the dazzling light from the desert and the dark, gloomy interiors, the fantastic colours of the tissues and the seductress carnations (from white to black)] were emphasized in both landscapes and interiors; specially in the scenes from the baths and harems, that allowed them to picture voluptous representation of nudes or the odalisques’ minidresses in positions of inciting laxity. When Jean Auguste Ingres, Director of the French Académie de peinture painted a very colourist vision of a Turkish bath, he made that erotically charged atmosphere publically accepted for its diffused generalization of femenine forms, as everyone could have been the same woman. The sensuality was deemed acceptable in the exotic Orient. This style reached its peak at the Universal Expositions held in Paris on 1855 and 1867.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .