Palacio de la Salina: Patio (1)

palacio de la salina patio salamanca

Esta es la puerta de entrada al Palacio de la Salina (Salamanca) desde su interesante patio. Hoy es la Diputación Provincial. Es un palacio de estilo plateresco cuyo patio y hay algunas historias interesantes sobre los medallones que hay en él.

“En el patio hay una galería sostenida por personajes atormentados, con una gran expresión y realismo. Cuenta la leyenda que el Arzobispo Alonso de Fonseca, que fue un poderoso e influyente personaje de la época, viajó a Salamanca a un concilio diocesano y pidió a las familias nobles de la ciudad que le acogieran en sus casas. Éstas se negaron porque el Arzobispo iba acompañado de su amante, Juana Pimentel. Según la historia, Alonso de Fonseca se enfadó tanto que, para vengarse, mandó construir el Palacio y lo decoró con las grotescas figuras que representan a los nobles que no quisieron alojarle. A pesar de que es cierto que el Arzobispo Fonseca tuvo una amante llamada Juana Pimentel, no fue él el que mandó construir el Palacio de la Salina. La leyenda se debe, posiblemente, al gran parecido de los nombres entre el verdadero propietario del palacio y el clérigo”.

Según los investigadores, en los medallones se encuentran representados D. Rodrigo de Messía y su mujer, Doña Mayor de Fonseca. Otros han apuntado que otro medallón representa a Cleopatra justo en el momento de suicidarse, sosteniendo una serpiente para que le muerda el seno.

El rey menor inglés Eduardo V y su hermano el Duque de York, de Paul Delaroche

el rey menor Eduardo V y su hermano Duque de York
El rey Eduardo V de Inglaterra y su hermano el Duque de York, de Paul Delaroche, Museo del Louvre. París. Este cuadro fue presentado al salón de 1831.

La historia detrás del cuadro es simple pero trágica y aún hoy misteriosa. El rey Eduardo V, menor, fue encerrado por su tío, el futuro Ricardo III, duque de Gloucester, en la Torre de Londres, donde pronto lo acompañaría su hermano, el duque de York, de sólo 9 años. Con los niños en su posesión, Glocester procedió a maniobrar para declararles bastardos,  por el matrimonio anterior de su padre con Leonor Talbot, acusando pues al difunto rey de bígamo.

Una vez conseguido esto, nunca más se volvió a saber de los pequeños porque se prohibió a la madre, Isabel Woodwile, el acceso a su cárcel. Sin embargo, en 1674, unos trabajadores cuando hacían reformas en la Torre de Londres, encontraron dos esqueletos de niños o niñas. Al considerarse que eran los infantes, muertos de manera poco clara (como poco), se procedió a darles sepultura real.

La Capilla del Espíritu Santo

image

Puerta de entrada a la Sacristía de las Cabezas desde la Capilla del Espíritu Santo. Catedral de Sigüenza. España.

Se trata de una Verja que se abre a la fabulosa Sacristía de las Cabezas de la Catedral de Sigüenza. En esta entrada, nos fijaremos sólo en dicha verja, dedicando otra entrada posterior a dicha Sacristía.

La Capilla del Espíritu Santo se abre, a la sacristía de las Cabezas, por medio de una portada, muy ornamentada, con arco de medio punto y reja bellísima, de hierro forjado, obra de Hernando de Arenas (1561), que no hizo la traza, sino que trabajó según dibujo ajeno, del famoso Xaimete o Xamete, que vivía en Cuenca y hacía dibujos por encargo para altares y monumentos. Es muy probable que no fuera esta la única traza que Xaimete dibujara a Arenas, ya que existe gran semejanza entre esta reja y la de la capilla de la Asunción de la catedral conquense, por lo cual debe ser aproximadamente de la misma época“.

El río Garona: Alegoría / The Garonne river: Allegory

image

El río Garona. Alegoría. Obra de Balthasar Kelley, según un modelo de Coysevox.

Alegoría del río Garona (1686), grupo, bronce, parque del palacio, el Parterre de agua, estanque norte, brocal este; hizo otras alegorías de ríos para el parque de este palacio”

(ENG)

Allegory of the Garonne River. Palace of Versailles (France), sculpture made by Balthasar Kelley in 1686, following a design by Coysevox. Made of bronze, it is situated in the North pond of the gardens, by the flower bed.

Balthasar Kelly is the author of several other sculptures in the same gardens.